Creadores singulares en el Mercat

Danza brasileña de vanguardia en BCN

Eduardo Fukushima y Gustavo Ciriaco muestran dos estilos opuestos

Eduardo Fukushima en ’Homen horto’

Eduardo Fukushima en ’Homen horto’ / ROLEX-BART MICHIELS

2
Se lee en minutos
MARTA CERVERA / BARCELONA

Más allá de la samba, Brasil es también tierra de artistas contemporáneos de primera fila. El Mercat de les Flors presenta desde este viernes y hasta el domingo a dos de ellos, bailarines y coreógrafos: Gustavo Ciriaco (Río de Janeiro, 1978) y Eduardo Fukushima (Sau Paulo, 1984). Ciriaco lleva 20 años investigando a partir de la danza pero también de otras disciplinas. 'Onde o horizonte se move' es una experiencia que se centra en el descubrimiento de un lugar, a través de historias, canciones, teatro y danza con voluntarios del sitio donde monta su obra. Estas dos últimas semanas ha estado recorriendo el Poble Sec con las 18 personas que se han apuntado al proyecto en Barcelona. «Me interesa la relación entre el paisaje y las personas, ver cómo el espacio en el que nos movemos nos influye», señala Ciriaco. El punto de partida del paseo-espectáculo es el Mercat (18.00 horas hoy y mañana; 12.00, el domingo). «He querido contar con personas y cuerpos diferentes, gente que se mueva de manera distinta». Entre ellos figuran desde bailarines, cantantes y actores a una estudiante alemana con beca Erasmus, un profesor de música y una jubilada.

TRABAJO EN SOLITARIO

 Si Ciriaco tiene un enfoque social de su trabajo, Fukushima es todo lo contrario. Los tres solos que presentará son fruto de un árduo trabajo en solitario. «Hablo lento y creo que bailo como hablo», dice el artista, que se toma con humor su tartamudez. Hoy presenta 'Homen torto' ('Hombre torcido'), su trabajo más reciente estrenado en Venecia en el 2013. La coreografía surgió tras un año viviendo en Taiwan trabajando con el aclamado Lin Wai-Min, fundador de Cloud Gate Dance. «Esta experiencia me ha cambiado», reconoce agradecido por esta oportunidad surgida del programa de mecenazgo de Rolex. Su danza es muy física. En ella utiliza curiosos movimientos que beben tanto de técnicas orientales, como el setai-ho japonés, el tai chi y el chi kung, como del ballet clásico, la danza brasileña, la india, gimnasia artística, la improvisación  contact...

Noticias relacionadas

«Fukushima realiza movimientos originales, no se ve en él influencias de otros , algo muy raro en los jóvenes bailarines. Su trabajo es poderoso», dijo Wai-Min sobre Homen torto, que Fuckushima preparó bajo su atenta mirada. «En ella interpreto a muchos hombres distintos, orientales y occidentales. Me he inspirado en esculturas de Buda pero también de Giacometti».

El sábado interpretará un programa doble que arranca con su primer solo, 'Entre contençoes' (2008), una pieza cruda y severa. «Es una exploración de mi forma de hablar donde uso mucho los puños», afirma. Después bailará 'Como superar o grande cansaço?' (2010). «Va sobre el cansancio externo pero también interno, existencial. Cuando la hice dentro de mí había un gran caos», recuerda. «En ella el movimiento es muy rápido y repetitivo. Acabo agotado». Por eso en su próxima creación piensa solo coreografiar.