Ir a contenido

LA PROGRAMACIÓN 2014-2015 DEL gran teatre

Estrellas en el Liceu

Plácido Domingo, Malkovich, Muti y Terry Gilliam, en la nueva temporada

MARTA CERVERA
BARCELONA

El Liceu contará con Terry Gilliam y John Malkovich como nuevos reclamos de la temporada 2015-2016. Benvenuto Cellini, una ópera de Berlioz sobre el famoso escultor del siglo XVI dirigida escénicamente por Gilliam, uno de los fundadores de Monty Python, destaca en una variada programación. Esta imaginativa, irónica y exhuberante propuesta de la English National Opera y la Nationale Opera holandesa que triunfó en Londres recuperará un título que solo se representó en el Liceu en 1977.

El actor norteamericano John Malkovich ejercerá de narrador en un concierto dedicado a Beethoven donde recitará en inglés la tragedia Egmont, personaje histórico que inspiró a Goethe primero y a Beethoven después. Malkovich estará acompañado por la soprano Kerstin Avemo y la Wiener Akademie.

Conquistar nuevos públicos y mantener la calidad, palabra que más repitió en su discurso, son los objetivos principales de Christina Scheppelmann, nueva directora artística del Gran Teatre. La programación, que incluye tanto propuestas de su antecesor Joan Matabosch como de Scheppelmann, cuenta con 12 títulos de ópera (dos en concierto y uno semiescenificado), dos espectáculos de danza, tres recitales y siete conciertos. El presupuesto de 41,5 millones de euros (el anterior fue de 40,2 millones) y la buena marcha del plan estratégico permiten mantener el listón artístico alto y ampliar el número de funciones, que pasarán de 108 a 114, según Roger Guasch, director general del teatro.

ÓPERA BARROCA Y CONTEMPORÁNEA / La programación incluye desde una mirada al barroco con Serse, de Händel, nunca interpretada en el Gran Teatre, hasta Written on skin, del británico George Benjamin, estrenada en el 2012. El Liceu la presentará en España semiescenificada y con el propio Benjamin al frente de la Mahler Chamber Orchestra y un reparto similar al que dio a conocer la obra en  Aix-en-Provence. Sin embargo, la creación más actual de la temporada solo estará un día en cartel.

El Liceu sigue dando prioridad a los grandes títulos del repertorio. La situación económica del teatro no permite grandes riesgos y Scheppelmann apuesta por mantener grandes voces como reclamo. «Tenemos a cantantes de categoría, estrellas de hoy y también del futuro», dijo.

La temporada lírica abrirá en octubre con Nabucco, de Verdi, con producción del Liceu, la Scala, el Covent Garden y Chicago. La bohème, de Puccini con un montaje de la English National Opera y la Cincinatti Opera con una renovadora puesta en escena de Johnatan Miller y un reparto de jóvenes y sólidas voces animará los meses de junio y julio. Y La flauta mágica de Mozart se presentará con una encantadora propuesta de la Komische Oper de Berlín ambientada en la época del cine mudo. Otello, drama shakespeariano que tanto Verdi como Rossini transformaron en música, se podrán comparar con montajes protagonizados por los tenores Aleksandrs Antonenko y Gregory Kunde, respectivamente.

El añorado maestro Riccardo Muti regresará con un concierto . También volverán grandes figuras como el tenor peruano Juan Diego Flórez y el madrileño Plácido Domingo. Flórez debutará en el rol de Edgardo en Lucia di Lammermoor, de Donizetti, junto a la soprano Elena Mosuc. Domingo celebrará sus bodas de oro con el Liceu cantando como barítono en Simon Boccanegra, de Verdi. Completan la programación lírica el fin de la teatralogía wagneriana, El ocaso de los dioses, y Capuletos y Montescos, de Bellini. con vestuario de Christian Lacroix. En danza vuelve el English Nathional Ballet, esta vez con El lago de los cisnes y la Compañía Nacional de Danza estrenará su Homenaje a Granados.