Ir a contenido

LA INTÉRPRETE 'SUPERWOMAN'

El alma de Yuja Wang

La pianista vuelve a Barcelona, donde inicia su gira europea en el Auditori con obras de Schubert, Chopin, Scriabin y Balakirev

MARTA CERVERA / BARCELONA

Yuja Wang, la pianista más sexi del planeta, regresa a Barcelona, donde este lunes ofrecerá el primer recital de su gira europea, en el que interpretará canciones de Schubert transcritas al piano por Liszt y obras de Chopin, Scriabin y Balakirev. Como muchos de sus colegas, Wang, una impresionante artista que algunos califican de 'superwoman', se declara adicta a Barcelona. «Es una ciudad que me fascina. Su gente es amable, el clima fantástico y siento que he logrado desarrollar una buena conexión con el público», dice orgullosa desde su casa en Nueva York. Pese a nacer en China (Pekín, 1987), Wang se considera americana de adopción. Aterrizó en Estados Unidos para perfeccionar sus conocimientos musicales y supo aprovechar todas las oportunidades que le brindó su nuevo hogar.

«Estoy algo nerviosa, siempre me pasa antes de empezar una gira -comenta-. «Estos días he estado muy concentrada en la música que tocaré en los recitales». Aunque disfruta tocando con orquestas o acompañada de otros artistas, como el violinista Leonidas Kavakos, con quien actuó en el Palau de la Música esta misma temporada, Wang admite que reencontrarse sola ante el piano es fundamental, una prueba de fuego para medirse consigo misma. «Cuando estoy sola en escena con el piano es cuando más libre me siento. Hace ya tiempo que di mi último recital. Fue el pasado diciembre en el Carnegie Hall», recuerda.

Mentalización

«Tras el descanso de Navidad me he tenido que mentalizar. Necesito sentirme mentalmente preparada para volver a entregarme a una nueva aventura, con un programa que combina cosas que ya conozco y cosas nuevas». Uno de los retos está en dotar de unidad las selección de obras que ofrecerá. El contraste entre el romanticismo de Schubert/Liszt y el lado oscuro de Scriabin es total con 'Sonata número 9' o 'Misa negra'. «La primera obra que interpretaré de Scriabin en la segunda parte del concierto sí tiene conexiones con Chopin, pero la última, la Misa negra es todo lo contrario -admite-.

En ella se concentra toda la esencia más sombría y loca de Scriabin»«Pero no dejaré que el público se marche con ese sabor y remataré la velada con 'Islamey', de Balakirev». Dicen que esta obra solo apta para virtuosos lastimó seriamente la mano derecha de Scriabin. Pero eso a Wang no le asusta.

«Sé que a medida que avance la gira todo irá cuajando. Nunca es igual el primer concierto que el último. Una cosa es la técnica de una obra, otra el alma que le pones», explica. Y cuenta que la literatura le sirve en las giras para conectar más con aquello que interpreta. «Cuando estoy de viaje suelo comprar y leer libros de escritores de los países que visito. Pueden estar relacionadas con los compositores que interpreto, con su época o sencillamente no estarlo y transmitirme algo de la cultura de aquellos lugares». Confiesa que le gusta dejarse llevar por relatos que le permiten profundizar en sus propios sentimientos y entender mejor el mundo. «Me gustan los libros que me muestran el aspecto humano de las cosas, que me ayudan a entender las cosas más básicas que todos nos preguntamos: quién soy, qué hago aquí y porqué, cómo puedo hacerlo mejor...». 

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.