25 sep 2020

Ir a contenido

la noche DE LAS GALERÍAS CATALANAS

Los Premios GAC barren para casa

Susana Solano vio reconocida su trayectoria con el galardón de honor

NATÀLIA FARRÉ / BARCELONA

Con el objetivo de «potenciar el papel difusor y emprendedor de las galerías de arte de Catalunya» y posicionarlas como un «elemento clave y fundamental del mercado artístico y de la promoción de los artistas», los galeristas catalanes entregaron ayer sus premios anuales. Los galardones  ya suman ocho ediciones y que este año miraron más que nunca hacia casa. Todos los premiados, a excepción de la galería con mejor proyección internacional (la brasileña Mendes Wood DM), fueron catalanes.

La gala, celebrada en el Macba y con todos los agentes del sector presentes -coleccionistas, artistas, marchantes, críticos y autoridades-,

empezó con el reconocimiento a Susana Solano, artista con una consolidada trayectoria que revolucionó el panorama escultórico de la segunda mitad del siglo XX, a la que el jurado reconoció su «papel clave en la difusión del arte». Así, Solano sigue la estela, como premiada, de creadores como Antoni Tàpies, Jaume Plensa, Richard Hamilton, Antoni Muntadas y Alfons Borrell.

Catalanes son también los dos comisarios distinguidos, así como los protagonistas de las mejores exposiciones del año pasado. David Armengol y Martí Manén, que este año será el comisario del pabellón español de la Bienal de Venecia, vieron reconocido su trabajo como responsables de la muestra El texto: principios y salidas. La exposición, presentada en Fabra i Coats en el 2014, indagaba sobre el papel de la escritura en el arte. E Ignasí Aballí y Alicia Kopf -identidad digital de Imma Ávalos- obtuvieron los galardones a las mejores exposiciones realizadas en las galerías Estrany de la Mota y Joan Prats, reespectivamente.

SALA DESAPARECIDA / El arte electrónico, género en alza en los últimos tiempos, tuvo su premio a través del galardón concedido a Andreu Rodríguez: «Promotor y patrocinador  de la colección de arte electrónico más importante de España», según el jurado, que cuenta en sus fondos con piezas de destacados creadores del género, como Eduardo Kac, José Manuel Berenguer y Marcela Armes.

La ya desaparecida, cerró en el 2014, galería Kowasa, especializada en fotografía y con sede en Barcelona, obtuvo el premio que distingue a la trayectoria de una sala. Los otros premiados fueron el crítico Joan Maria Minguet y la revista Cultura/s.