Ir a contenido

PUBLICACIÓN DE REFERENCIA

'Rockdelux', 30 años

La reputada revista musical celebra tres décadas de vida con un número especial sobre los mejores discos del periodo 1984-2014

JUAN MANUEL FREIRE/ BARCELONA

En conmemoración de su 30º aniversario, la revista musical 'Rockdelux' ha llegado a los quioscos este mes en una edición especial en la que se exploran los 300 mejores discos editados durante su andadura. «Es una guía de iniciación a la mejor música de estas últimas tres décadas. Así debería tomarse. Y que después cada cual aplique su factor de corrección particular», dice Santi Carrillo, director de la revista desde 1987. «Son 119 colaboradores de Rockdelux, tanto históricos como actuales, redefiniendo un canon dirigido a cualquier tipo de público con curiosidad por la música».

En el número uno encontramos a Public Enemy, quienes desde Long Island revolucionaron el hip hop en los 80.' It takes a nation of millions to hold us back' (1988) es, según Carrillo, «la cumbre de su trayectoria: experimental y, al mismo tiempo, muy comercial». Aunque la revista se llame 'Rockdelux', a nadie debería extrañar que un disco de rap ocupe el primer puesto. «El hip hop ha sido, junto a la eclosión de la música electrónica y el acceso generalizado a las músicas del mundo, el estilo por excelencia de estas décadas de existencia de 'Rockdelux'. Y Public Enemy ha trascendido más allá del propio género».

En estos 300 discos -a los que se añaden otros 200- hay espacio para casi todo, del inasible pop evanescente de My Bloody Valentine a la fusión flamenca del Lebrijano con La Orquesta Andalusí de Tánger; de los hallazgos sensuales del trip hop (Massive Attack, Portishead) a la desnudez confesional del primer Nacho Vegas, pasando por todas las cimas imaginables de la reciente música popular.

Transparencia total: el arriba firmante colabora desde el 2000 en la revista, pero eso no nubla la objetividad a la hora de hablar de sus virtudes. Los logros de 'Rockdelux' son evidentes, como certificarán los muchos lectores que la tienen como primera referencia de prensa musical en castellano, no solo en el Estado sino también Latinoamérica. Carrillo está lógicamente orgulloso de la criatura: «Es una marca reconocida en el ámbito de la música, generalmente alabada y muchas veces atacada, con una tendencia innata para generar debates y crear una cierta polémica, casi nunca premeditada, alrededor de ella. Pero no hacemos periodismo sensacionalista, ni superficial ni frívolo».

¿Para qué el crítico?

En tiempos de tan fácil acceso a tanta música, parece más necesaria que nunca la figura del crítico, alguien que filtre y ordene el caos, pero no todo el mundo piensa igual. «En los últimos tiempos, hay poco aprecio por profesores y periodistas», confirma Carrillo. «Las redes sociales, y su adicción, han conseguido que la valoración de la elaboración reposada de las opiniones esté en entredicho. Donde haya un Twitter rápido y fácil, que se quite lo demás». ¿Qué cambios planea Rockdelux para seguir adaptándose al paisaje? «A partir de febrero, cambiaremos la maqueta para presentar los contenidos de otra manera, creemos que más atractiva. De momento, la web es un complemento, pero los contenidos principales seguirán en el papel».

Temas: Música

0 Comentarios
cargando