Ir a contenido

Queen: el salvamento

La antología 'Queen forever' alumbra tres grabaciones inéditas, incluido un dúo de Freddie Mercury con Michael Jackson

JORDI BIANCIOTTO / BARCELONA

Tras la muerte de Freddie Mercury, en 1991, se abrió la veda de las antologías de Queen, de modo que desde entonces se han publicado hasta una veintena de recopilaciones de éxitos, boxsets y compendios de singles, productos que han disfrutado, por lo general, de una óptima respuesta comercial. En este superpoblado contexto, Queen forever, que sale el martes a la venta, va un poco más allá y desvela tres registros hasta ahora ocultos en los archivos discográficos, que ven la luz 19 años después de Made in heaven, el último disco del grupo con material inédito.

Los focos se centran en el dúo de Mercury con Michael Jackson en There must be more to life than this, una balada con crescendo épico que sale de las catacumbas en una mezcla de William Orbit. El cantante la compuso durante las sesiones de Hot space (1981), de Queen, y este grupo la grabó tres años después con la intención de incluirla en el disco The works. Desestimada finalmente, Mercury la registró por su cuenta en su disco en solitario Mr. Bad Guy (1985). Mientras este vía crucis se producía, en 1983, Mercury fue a visitar a Michael Jackson, fan de Queen que había acudido a varios de sus conciertos, a su mansión de Neverland. La cita se saldó con la grabación, a dúo, de esta canción y de otras dos, Victory y State of shock. Llegaron a sopesar la idea de un disco a medias, pero la colaboración se torció. La versión oficial apunta a un desencuentro de agendas. La otra, al disgusto de Jackson cuando sorprendió a su partenaire esnifando cocaína en el estudio con un billete de cien dólares. Por ello, Mercury optó por publicar la pieza por su cuenta yJackson destinó Victory State of shock al disco de regreso de The Jacksons, y en la segunda le sustituyó por Mick Jagger.

Meses atrás se apuntó a la posibilidad de que Queen forever incluyera también estos otros dos dúos de Mercury y Jackson, pero las negociaciones con los herederos del autor de Thriller no llegaron a buen término. Lo cual sugiere que otros lanzamientos con material inédito están por venir, aunque, en este caso, podría tratarse de discos publicados bajo el nombre de Michael Jackson, relevos de Michael (2010) y Xscape (2014).

Balada rockera

Otro motivo de interés para los fans es la inclusión de Let me in your heart again, una canción que Brian May compuso en 1983 y que fue a parar a un disco de su esposa, la actriz y cantante británica Anita Dobson, titulado Talking of love (1988), actualmente descatalogado y objeto de coleccionismo. Aquella versión, que es posible localizar en YouTube, se basaba en la voz y el piano, y era muy blanda y perfumada en comparación con el despliegue rockero de la toma que ofrece Queen forever, con coros ampulosos y la punzante guitarra de May.

Finalmente, la antología ofrece una grabación inédita de Love kills, la canción que Mercury compuso con Giorgio Moroder para la banda sonora de la restaurada Metropolis, de Fritz Lang, en 1984. La versión original ofrecía un acabado electro-pop del todo ausente en la toma registrada por Queen, retitulada como Love kills - The ballad, y mucho más hinchada, de nuevo con la robusta guitarra de May marcado los perfiles.

Recorrido remasterizado

El resto del contenido de Queen forever apunta hacia el recorrido antológico de los logros del grupo a través de registros remasterizados. Se trata de 20 canciones en la edición estándar del disco, y 36 en la versión de luxe, en doble compacto. Material en el que dominan las baladas, y que pasa por alto éxitos universales del calibre de Bohemian rhapsody, Another one bites the dust I want to break free y sí incluye algunas piezas mucho menos populares, algunas de las cuales no fueron publicadas en single en su día, como Drowse, Lily of the valley y Bijou.

Y mientras Queen forever ve la luz, Brian May y Roger Taylor están embarcados en su nueva ocurrencia, el proyecto Queen + Adam Lambert, con el joven cantante surgido del programa de televisión American idol. Una gira mundial de grandes recintos que pasará por Europa en enero y febrero, y que no contempla paradas en España. La obra de Queen sigue dando para mucho.

0 Comentarios
cargando