Muñoz Molina: "A pesar de los pesares tenemos en común cosas fundamentales"

Discurso del académico en la entrega del Premio Liber en Barcelona

1
Se lee en minutos
ERNEST ALÓS / BARCELONA

El pasado jueves, el escritor y académico Antonio Muñoz Molina pronunció un intenso discurso de agradecimiento tras recibir en Barcelona, el Premio Liber, otorgado por la feria del libro organizada por la Federación de Gremios de Editores de España y que se celebra en años alternos en Barcelona y Madrid. Tras recordar que toda su vida como lector y escritor ha estado vinculada al tejido editorial barcelonés, lamentaba estar viviendo "una época de terribles simplificaciones, de abismos civiles abiertos por el sectarismo y el oportunismo político", frente a lo que se proponía "vindicar la realidad de tantos entrecruzamientos literarios y editoriales como una prueba de que ha habido y hay mucho más que la crudeza del enfrentamiento obligatorio, que las mitologías tan seductoras pero tan dañinas de la opresión y el victimismo".

TRASFONDO POLÍTICO

Noticias relacionadas

En un escenario en el que, reconoce Muñoz Molina, "siempre hay agravios, y quejas justas e injustas, y malentendidos dolorosos", la literatura permite celebrar "las voces individuales frente a los clamores colectivos, la irreverencia y la sátira contra las solemnidades oficiales, el matiz y lo sugerido frente a las proclamas rotundas: los tonos intermedios que no son ni el blanco ni el negro".

"Sigo creyendo -concluyó el escritor- que a pesar de los pesares tenemos en común cosas fundamentales. Y creo que  la literatura, su vocación de claridad y exactitud, su presencia en los libros, puede ser un antídoto muy saludable contra la omnipresencia tóxica de las consignas, contra la usurpación del debate público por parte de los profesiones de la gresca política".