Ir a contenido

colección philippe méaille

Un océano de textos

El Macba recupera a Art & Language, el grupo que elevó el lenguaje a obra de arte

Natàlia Farré

Una de las salas de la exposición ’Art & Language incompleto’, celebrada en el Macba en el 2014.

Una de las salas de la exposición ’Art & Language incompleto’, celebrada en el Macba en el 2014. / Ferran Nadeu

Hace 20 años, el coleccionista Philippe Méaille quedó fascinado por las obras producidas por Art & Language, un grupo de jóvenes artistas que a mediados de los 60, en plena irrupción del arte conceptual, decidió quitar la palabra a la crítica y poner su propia voz en el debate sobre qué era el objeto de arte y su significado. "Hasta esa época el artista callaba porque el que hablaba era el crítico. Y lo que este grupo quería hacer era recuperar el significado de la obra" por parte de los artistas, apunta Carles Guerra, artista y crítico de arte. El resultado de estas conversaciones fue que el propio debate acabó convirtiéndose en obra de arte, y el lenguaje se incorporó a la producción artística. "No producían objetos sino escritos", aclara Guerra. De manera que una escultura, por ejemplo, no tenía por qué ser realizada en bronce, mármol, plástico o cualquier otro material susceptible de tener tres dimensiones, bastaba con los escritos realizados sobre ella para ser considerada una obra de arte.

La consecuencia de este movimiento teórico fue (y es también porque sigue en activo) la producción de un montón de documentos escritos, anotaciones, microfilmes, maquetas y publicaciones que Méaille ha coleccionado durante dos décadas hasta reunir el fondo sobre el tema más importante del mundo. Una colección que colgaba de las paredes de su castillo, en Le Mans (Francia), hasta que en el 2010 la depositó, hasta el 2018, en el Museu d'Art Contemporani de Barcelona (Macba), la institución que la ha restaurado, ordenado y ahora expone bajo el nombre 'Art & Language incompleto', hasta el 12 de abril, y que comisaría Carles Guerra.

Telas e instalaciones

"Una exposición pensada como un océano de textos que el espectador puede leer en su totalidad", pero como en Art & Language participaron muchos artistas y es dificil de definir, "los documentos están agrupados por temas y autores", puntualiza el comisario. Aunque no todo son papeles, también hay alguna tela ("la pintura es como un texto para ellos", afirma Guerra) e instalaciones creadas ex profeso.

Es el caso de 'Air-conditioning Show', una pieza que nunca se había realizado pero de la que Terry Atkinson y Michael Baldwin habían puesto por escrito todas las explicaciones posibles. "Las indicaciones son tan detalladas que ya no se necesita la pieza", continúa Guerra. Ahora la obra luce en medio de una de las salas del Macba junto con los textos. Y ambas se consideran obras de arte.