Ir a contenido

PUESTA A PUNTO EDITORIAL

Libros para caldear el curso que viene

La 'rentrée' literaria llega cargada de novedades entre las que destacan las novelas de Javier Marías y Lluís Llach

Autores como Milan Kundera, Julian Barnes, Haruki Murakami o Thomas Pynchon animarán el regreso

ELENA HEVIA
BARCELONA

Olvídense de los malos tiempos, sí, también para la industria editorial, porque todavía hay algo que la crisis no podrá batir, y es la ilusión con la que los lectores encaran el curso entrante, las ansias frente a esas novedades que los editores están preparando quizá con un mimo en ocasiones agónico por tener entre manos el libro que realmente va  a funcionar. Como esa equis en la ecuación es muy difícil de establecer a estas alturas, lo mejor es pasar revista a todo lo que nos deparará una rentrée protagonizada por autores tan deseados como Ana María Matute, Milan Kundera, Dolores Redondo, Javier Marías, Stephen King, Julian Barnes, Haruki Murakami, Lluís Llach o Yasmina Reza. Porque los más vendidos hacen factible que se publiquen los más minoritarios y en el nuevo curso hay propuestas para todos los gustos. A saber.

ESOS NORTEAMERICANOS
Abre el desfile A. M. Homes, que en su nueva novela, Ojalá nos perdonen (Anagrama), explora de nuevo su hábitat natural, las complejidades de las relaciones familiares. Sigue El Círculo (Random), un thriller en el que Dave Eggers, posiblemente el autor norteamericano más politizado, advierte de la era digital y sus peligros. Una línea similar, con su habitual añadido conspiranoico, es la que ha seguido Thomas Pynchon, gran patriarca de las letras posmodernas, de quien aparecerá en octubre Al límite, (Tusquets), su último trabajo, situado en el Nueva York anterior a la caida de las Torres Gemelas.

FRANCESES DE ALTURA

Un nuevo libro de Milan Kundera siempre es noticia, y más cuando el autor francés de origen checo se ha pasado 14 años sin frecuentar la novela. La fiesta de la insignificancia (Tusquets), como augura su título es breve, mejor dicho muy breve, pero tiene concentrados todos los grandes temas del autor, el absurdo un tanto kafkiano, el erotismo, la fuerza del poder y un gran sentido del humor. De Francia llega también Felices los felices de Yasmina Reza (Anagrama),una historia coral con retorcidas fantasías de alcoba.

OTROS EUROPEOS INQUIETOS

De Italia, el habitualmente realizador Paolo Sorrentino, director de la excepcional La gran belleza, que ya dio a conocer a su héroe, el cantante Tony Pagoda, en su primera novela,

Todos tienen razón, sigue sacándole jugo al personaje en los cuentos Tony Pagoda y sus amigos (Alfabia). Por su parte, el octogenario nobel y hombre de teatro Dario Fo se dedica a rehabilitar a la controvertida Lucrecia Borgia en Lucrecia, la hija del Papa (Siruela / Bromera). Peter Stamm es hoy por hoy uno de los autores alemanes con más solvencia demostrada; su libro de relatos A espaldas del lago (Acantilado) lo refrendará. Y ya en Portugal, los tres capítulos que dejó Saramago de su última novela, Alabardas (Alfaguara), verán la luz convenientemente acompañados por textos de Roberto Saviano e ilustraciones de Gunther Grass.

GRANDES JAPONESES

Paralelamente a su labor como novelista, Haruki Murakami es también un hábil cronista. Lo demuestra en Underground (Tusquets /Empuries), un libro que surge de las entrevistas que realizó a víctimas y familiares del atentado con gas sarín en Tokio en 1995. Menos famoso, pero más prestigioso, el premio Nobel Kenzaburo Oé, recupera al protagonista de sus últimas novelas en Muerte por agua (Seix Barral), una dura andanada crítica al feroz imperialismo nipón. Aparecerá en noviembre.

NO FICCIÓN CON PEDIGRÍ

El británico Julian Barnes se sinceraen Niveles de vida, una reflexión tras la muerte de su esposa, la agente literaria Pat Kavanagh. A David Foster Wallace le pidieron un discurso para una fiesta de graduación y lo que sirvió fue Esto es agua (Random),  una lección de vida para no dejarnos llevar por las obsesiones solipsistas. La vida y el periodismo se dan la mano en Hay vida en la tierra (Anagrama), 100 retratos personalísimos del mexicano Juan Villoro, y en Lugar común la muerte (Alfaguara), del desaparecido Tomás Eloy Martínez, una colección de crónicas que todo estudiante de periodismo debería leer a fondo. Con el añadido de Big Time: la gran vida de Perico Vidal (Asteroide), en la que Marcos Ordóñez retrata al que fue singular ayudante de director de Welles y David Lean.

MÚSICOS QUE ESCRIBEN

Joan Miquel Oliver y Lluís Llach refrendan con nuevos libros su consolidada voluntad narradora. El compositor, letrista y guitarrista de Antònia Font se convierte en la sombra del escalador Miquel Riera en la muy curiosa Setembre, octubre i novembre (L'Altra). Y Llach, por su parte, reincide en la ficción, tras su debut, con Les dones de la Principal (Empúries/ Seix Barral), la historia de tres mujeres de una misma familia que hunde sus raíces en un viejo crimen de la guerra civil.

CATALANES INTRÉPIDOS

Joan-Gabriel Bezsonoff recrea en Matar a De Gaulle (Empúries) el célebre atentado que un grupo de pied-noirs intentó llevar a cabo en represalia por la independencia de Argel; en el complot destaca el comandante Vidal, de origen catalán. Maria Barbal construye una novela, la primera en seis años, sobre la identidad y las mentiras en En la pell de l'altre (Columna / Destino). Y Vicenç Villatoro, que en Un hombre que se'n va explora (Proa) la historia de su abuelo cordobés. Desde un punto de vista más clásico, la recuperación de las memorias de Gaziel Tots els camins duen a Roma (Proa) son una excelente noticia.

EN CASTELLANO, AQUÍ Y ALLA

Las letras en castellano vienen imparables con maestros indiscutibles como el internacional Javier Marías que lanza este mes nueva y voluminosa novela, Así empieza lo malo (Alfaguara), una disección esquinada de la vida matrimonial; la recientemente desaparecida Ana María Matute y su obra póstuma Demonios familiares (Destino) y el gran Juan Marsé, que con Noticias felices en aviones de papel (noviembre, en Lumen), un libro ilustrado por María Hergueta, vuelve a explorar el fragil terreno de la adolescencia.

Y por lo que respecta a los jóvenes, hay que estar atentos a los últimos trabajos de Jorge Carrión, Los huérfanos (Galaxia Gutenberg), en el terreno de la ciencia ficción; Sergio del Molino que en Lo que a nadie le importa (Random) prosigue en su estela memorialística y Santiago Lorenzo, quien refrendará sin duda su vocación de nieto secreto de Azcona en Las ganas (Blackie books). Sin olvidar, Perdone que no me levante (Demipage), una singular antología de 20 jóvenes narradores latinoamericanos en torno al tema de la muerte.

ENSAYOS IMPRESCINDIBLES

Por lo que respecta al ensayo, no hay nada más esperado que el libro del que es considerado el economista estrella del momento, el francés Thomas Piketty, El capital en el siglo XXI (Fondo de Cultura Económica / RBA -La Magrana ), al que le han surgido no pocos detractores tras su feroz autopsia del sistema en el que estamos inmersos y que, en opinión del autor, es incompatible con la democracia y con la justicia social. Habrá que leerlo en noviembre.