Ir a contenido

Joe Abercrombie: más sangre que conjuros

JOE ABERCROMBIE muestra el lado feo de los héroes con su obra inspirada en el western

ERNEST ALÓS / AVILÉS

Joe Abercrombie (Lancaster, Inglaterra, 1974) tiene un libro titulado Los héroes en el que ofrece exactamente lo contrario. O más bien, con un interesantísimo inquisidor que hace uso de la tortura como uno de sus personajes más interesantes, en que un héroe no tiene por qué ser lo que creemos. Y por supuesto en ningún caso es un personaje idealmente impoluto.

Abercrombie, que habla como una ametralladora y tiene un físico que nada tiene que ver con el habitual sobrepeso mal disimulado bajo camisetas anchas con mensajes divertidos de la mayor parte de los sedentarios escritores del género fantástico, reconoce como fuentes de sus libros la historia, la historia militar, el cine bélico y el western antes que la fantasía pura y dura; de hecho sus mundos serán imaginarios, pero sus leyes físicas podrían ser las de la Tierra. Digamos que inventa otros mundos reales.

En su último libro en traducirse al castellano, Las tierras rojas, traslada la épica del western al mundo de la fantasía. Aunque su título más reciente, publicado hace un mes en inglés, es el inicio de una nueva saga (tras la de La primera ley), Half a king, en el que intentar llevar al público juvenil su mundo sin buenos-buenos ni malos-malos.