GRAN CITA ELECTRÓNICA EN LA PLAYA PORT FÒRUM

En la cresta del éxito

El músico sueco Tim Bergling, alias 'Avicii', es uno de los cabezas de cartel del Barcelona Beach Festival, que se celebrará el 26 de julio

Tim Bergling, dándolo todo en una de sus apariciones en escena, siempre masivas.

Tim Bergling, dándolo todo en una de sus apariciones en escena, siempre masivas. / JACOB SCHULMAN

2
Se lee en minutos
JUAN MANUEL FREIRE / Barcelona

En el credo budista, Avici es el nivel más bajo del infierno. Es un alias bastante extraño -con una i añadida al final, porque con una sola ya estaba cogido el nombre en MySpace- para un artista que, primero, hace música claramente elevadora, extática, con ansias de limpiar impurezas emocionales; y que, segundo, está en el nivel más alto de popularidad del universo pop actual.

A sus 24 años, el disyóquey Avicii y productor sueco también conocido como Tim Bergling ya puede vanagloriarse de un puñado de singles superventas -Levels fue su revelación y, desde ahí, los hits se han sucedido sin descanso- o colaboraciones con artistas de la fama de Coldplay (A sky full of stars) y Madonna, en un trabajo conjunto aún por revelar. El próximo 26 de julio desplegará su arsenal de hits EDM en el nuevo Barcelona Beach Festival, cuyo cartel incorpora a David Guetta y Steve Angello (ex-Swedish House Mafia), y que se celebrará en la playa Port Fòrum de Sant Adrià.

Avicii ha llevado la EDM tradicional a un terreno inesperado, el del bluegrass. Su canción Hey brother -con la participación del cantante Dan Tyminski, miembro de Alison Krauss and Union Station- llegó a colarse en las listas americanas de country, algo insólito para un productor nórdico de música dance. «El bluegrass es muy guay y muy creíble», nos dice en entrevista exclusiva. «Es tan musical, con todas esas armonías… Capturó toda mi atención cuando lo escuché. ¡Estoy contento de introducir a un nuevo público al sonido del bluegrass!».

En el álbum True (2014), Tim/Avicii ha llegado a colaborar con Mac Davis, estrella septuagenaria del country que compuso el clásico de Elvis Presley In the ghetto: «Fue genial trabajar con él. Es un hombre increíble y aprendí mucho. La idea original era muy country, pero acabamos componiendo algo juntos distinto». En el disco hay otras sorpresas, como la guitarra de Nile Rodgers (Chic) en Lay me down y una versión de Hope there's someone, el tema de Antony & The Johnsons. A Bergling le atrae mezclar estilos, combinar elementos en apariencia distantes, unificar públicos.

Quizá por esto último el álbum True se ha colado en los primeros puestos de las listas de ambos lados del Atlántico. Con la popularidad, no obstante, han venido algunas complicaciones. Según Bergling, ahora mismo ser Avicii no es fácil: «Es por la atención que recibo. Sabía que la fama incluía esto, pero sinceramente, no disfruto de la atención. No me gusta que me reconozcan en la calle o estar en el foco. Me gusta pinchar, pero a la vez, odio estar en el foco. Es raro».

Una vida sana

Noticias relacionadas

Para mantenerse sano a todos los niveles, Avicii cuenta con su entrenador personal, Semi. «Me ayuda a entrenar y cosas así, y me ha enseñado un montón de cosas que puedo hacer mientras viajo. Además, he dejado de beber, y eso también me ayuda a sentirme mucho mejor». Bergling tuvo un ataque de pancreatitis a los 21, algo poco común, lo que le obligó a dar un giro radical en sus hábitos.

Ahora, sus planes son añadir algunos logros adicionales a un 2014 que ya incluye el trabajo con Coldplay y Madonna. «El año no deja de mejorar. Tuve la suerte de componer para el himno oficial de clausura del Mundial de fútbol. Un gran honor, ya que era el mayor evento imaginable cuando yo era un niño. ¡Y hay mucho más en camino!».