04 abr 2020

Ir a contenido

El diseño y la perspectiva centran la producción de Mortadelo y Filemón en 3D

Javier Fesser es la gran figura del festival Mundos Digitales 2014 en A Coruña, donde ha pronunciado una conferencia sobre los intríngulis de esta película

EFE / A Coruña

El director y guionista de "Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo", Javier Fesser, es hoy la gran figura del festival Mundos Digitales 2014 en A Coruña, donde ha pronunciado una conferencia sobre los intríngulis de esta película en 3D centrados en el diseño y la perspectiva de los personajes. "En el tebeo, aunque los dibujos sean en teoría estáticos, los de Ibáñez no lo son, tienen un movimiento tal que es un reto darles todavía mas movimiento", ha explicado Fesser durante la inauguración hoy del XIII Festival Internacional de Animación, Efectos Especiales, Videojuegos y Arquitectura Digital.

El director de "El Milagro de P.Tinto", distribuida en todo el mundo, y de "Camino", galardonada con seis premios Goya, afronta su primera película de animación en 3D con Mortadelo y Filemón, unos personajes en los que ha sido fundamental la perspectiva, la distorsión de la cámara y los puntos de vista que se evitan en el dibujo. "Es muy raro encontrar una imagen de Mortadelo y Filemón de frente, y cuando en una puesta en escena tienen que aparecer esos puntos de vista, de pronto es un personaje nuevo porque nunca lo hemos visto desde arriba, por ejemplo", sostiene Fesser, que dirigió en 2003 "La gran aventura de Mortadelo y Filemón", con cinco Goyas.

Así, continúa, "si traduces literalmente la nariz de Mortadelo igual de larga que en el tebeo, resulta que no se parece; y ese diseño, que al principio parecía más fácil, ha requerido estudios y llegar a modelos que ha habido que ir retocando hasta que llegas a algo que no es lo del tebeo y sin embargo lo parece". La cinta, que saldrá con más de 400 copias y está previsto que llegue a las pantallas españolas el 28 de noviembre, ha contado con diez millones de euros de presupuesto y ha sido producida por Zeta Cinema, en asociación con Películas Pendelton, que realiza Estudios Ilion de Madrid, con la colaboración de TVE, TV3, Canal+ y ONO. "Los intríngulis de una película de animación son infinitos", reconoce Fesser en su primera experiencia "tan intensa" y "fascinante" de animación 3D que se caracteriza por una "mezcla de un componente técnico tan elevado con un componente artístico tan grande y de tanta sensibilidad".

Proceso creativo

Y es que en este proceso creativo, desde que se imagina algo hasta que se plasma en un dibujo, se convierte en tridimensional y termina en una pantalla, hay un trabajo inmenso de construcción, animación, simulación, efectos visuales o iluminación que requiere de una "sincronización de toda la expresión artística", añade. Porque "animar" un tebeo, sostiene, "quizás parece más fácil de lo que realmente es". En este trabajo ha intentado "ser lo más fiel posible al tebeo" de Francisco Ibáñez y "ese es el espíritu de la película". En ella se recrea el mundo de estos míticos personajes, sus momentos más recurrentes y cotidianos, la casa, sus medidas de seguridad, la entrada secreta y "todo este mundo en donde no hay grandísimos eventos espectaculares sino que el espectáculo está precisamente en los detalles", un mundo que "es infinito".

"Es una película construida a base de miles de detalles y de ahí proviene un poco la complejidad, no de grandísimos retos concretos, sino de un volumen enorme de cosas pequeñitas que hay que cuidar mucho", explica Fesser sobre este filme de 90 minutos. Soy muy consciente de que el resultado final es muy superior a los recursos que teníamos, la película ha motivado y enamorado a todos los que la hemos hecho y no me he aburrido ni un solo minuto de estos dos años de pura producción. He aprendido muchas cosas y tengo prisa por compartirlas", confiesa Javier Fesser.