ARTE

Silencio ante la polémica 'performance' frente a 'El origen del mundo' de Courbet

El Museo de Orsay no se pronuncia sobre la recreación de la artista luxemburguesa Deborah de Robertis, que mostró su sexo a los visitantes

Deborah de Robertis, en plena ’performance’ frente al cuadro ’El origen del mundo’, de Courbet.

Deborah de Robertis, en plena ’performance’ frente al cuadro ’El origen del mundo’, de Courbet.

Se lee en minutos

El Museo de Orsay se ha negado hoy a pronunciarse sobre la polémica intervención de la artista luxemburguesa Deborah de Robertis, que la semana pasada recreó en persona en una de sus salas y sin autorización el cuadro de Gustave Courbet 'El origen del mundo'. Con un vestido corto de lentejuelas doradas y sin ropa interiorDe Robertis se sentó ante la famosa obra, abrió las piernas y, con ayuda de sus manos, mostró su sexo a los visitantes durante varios minutos.

Los trabajadores del centro, según se puede ver en el vídeo colgado por la artista en internet, se interpusieron entre ella y el público para obstaculizar la visión y, sin forzarla físicamente a interrumpir el espectáculo, procedieron a desalojar la sala.

El museo ha indicado que no va a pronunciarse sobre lo sucedido, que acaparó miradas sorprendidas pero también aplausos entre quienes el pasado jueves se cruzaron con ella.

Noticias relacionadas

"Mi obra -bautizada 'Espejo del origen'- no refleja el sexo, sino el ojo del sexo, el agujero negro. Mantuve mi sexo abierto con las dos manos para revelarlo, para mostrar lo que no se ve en el cuadro original", apuntó la artista al diario 'Le Monde'.

No es la primera vez, según dice, que recrea ese cuadro en el museo parisino, donde hace un mes también desnudó parte de su cuerpo para que un fotógrafo que la acompañaba le hiciera una foto. "Actúo con mucha naturalidad, lo que hace que incluso cuando hay vigilantes a veces no digan nada. Lo ven como algo que no es chocante. Intento siempre transmitir algo muy puro"”, concluye la artista, que acompaña el vídeo de su último espectáculo con la música del 'Ave María' de Schubert de fondo.