Ir a contenido

Los premios más importantes de la escena española

Los Max de Juan Diego Botto

'Barcelona' se lleva dos premios para Pere Riera y Emma Vilasarau y 'Forests' se alza con otros dos técnicos

'Un trozo invisible de este mundo' conquista cuatro galardones, incluido mejor obra, actor y autor revelación

OLGA PEREDA
MADRID

Un trozo invisible de este mundo, impactante texto sobre la inmigración y el exilio, es la mejor obra del 2013. Así lo dictaminaron ayer los premios Max, otorgados por la Fundación SGAE, que auparon la pieza escrita por Juan Diego Botto frente a las dos catalanas que optaban al máximo galardón: Barcelona, en la que Pere Riera narra la amistad entre dos mujeres bajo los terribles ecos de los bombardeos de 1938, y Forests, adaptación de Marc Rosich de diferentes textos de Shakespeare que dirigió Calixto Bieito. La imposición de Un trozo invisible de este mundo -que era favorita de la noche con seis nominaciones, de las que cuatro se convirtieron en estatuillas (mejor obra, actor, autor revelación y diseño de iluminación)- no implicó, sin embargo, la derrota de las piezas catalanas. Barcelona aspiraba a cinco y se llevó dos: autoría teatral (Pere Riera) y actriz (Emma Vilasarau). Mientras, Forests, que aspiraba a cuatro Max, conquistó dos: escenografía (Rebeca Ringst) y composición musical (Maika Makosvski).

Con Jimmy Barnatán de maestro de ceremonias, la velada transcurrió con un tono chillón que rozó lo insoportable. Nadie pudo ver la cara del ministro José Ignacio Wert dentro del Circo Price de Madrid porque el titular de Cultura, al igual que en los Goya, causó baja en la ceremonia, cuyo sistema de selección cambió. No hubo votación del gremio sino que se crearon tres comisiones (Madrid, Catalunya y resto) para elegir a los 32 candidatos, de los que salieron los finalistas escogidos por un jurado.

De haber estado, el ministro Wert hubiera visto cómo Juan Diego Botto salía por la puerta grande. El actor se llevó la manzana enmascarada (forma que tienen los Max) a la mejor interpretación masculina, venciendo a Pedro Casablanc, por Tirano Banderas, y Francesc Orella, por Un aire de família. Botto, además, se llevó una enorme alegría al ver cómo los Max le premiaban por ser el mejor autor teatral revelación.

INMIGACIÓN EN ESPAÑA / Dirigida por Sergio Peris-Mencheta, Un trozo invisible de este mundo -que se estrenó en el Matadero (Madrid) y en Barcelona se vio en el Lliure- está escrita por Botto, que plasma en la pieza crueles historias sobre la inmigración en España y el exilio argentino, un drama que el propio actor conoce de primera mano.

Peris-Mencheta, sin embargo, no se llevó la manzana enmascarada a la que aspiraba por la dirección de Un trozo invisible de este mundo. Esta fue a parar a las manos de Carles Alfaro por El lindo Don Diego. Alfaro, además, se embolsó junto a Rodolf Sirera el Max a la mejor adaptación, venciendo a Marc Rosich, que también aspiraba a ganar en esa categoría con Forests.

Si Barcelona, uno de los grandes éxitos del pasado curso teatral del TNC, no le pudo robar el Max a Un trozo invisible de este mundo sí que robó otras dos manzanas. Una de ellas fue la de Emma Vilarasau, que comparte protagonismo en la obra con Míriam Iscla. Ambas dan vida a dos mujeres de una familia burguesa de la zona alta de la capital catalana que luchan contra viento y marea por su amistad en plena guerra civil. «Antes de los ensayos, solo con leer la obra, ya nos emocionamos las dos», confesó Vilarasau -que no pudo asistir a la gala- en octubre del año pasado, cuando la obra se repuso en el Goya. La actriz consiguió imponerse a las otras dos veteranas aspirantes al premio: Kiti Mánver, por Las heridas del viento, y Julieta Serrano, por El malentendido.

PERE RIERA SE IMPONE A MILLÁS / El otro Max que conquistó Barcelona fue el de Pere Riera (mejor autor), que se impuso a Juan José Millas, por La lengua madre, y Esteve Soler, por Trilogía contra el progreso, contra el amor y contra la democracia.

Respecto a la categoría de danza, los vencedores de la noche fueron Israel Galván (mejor coreografía y mejor actor por Lo real, que se llevó la manzana al mejor espectáculo de danza) y Eva Yerbabuena, por ¡Ay!, que se impuso a Sol Picó (Memóries d'una puça).

Temas: Premios Max

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.