Ir a contenido

Mariona Carulla quiere seguir al frente del Orfeó Català

La actual presidenta se presentará a las elecciones previstas para el próximo 24 de julio

Reta al sector crítico a exponer su programa para que los socios decidan

Mariona Carulla, presidenta de la Fundació Orfeó Català-Palau de la Música Catalana.

Mariona Carulla, presidenta de la Fundació Orfeó Català-Palau de la Música Catalana. / FERRAN SENDRA

La Junta de la Associació Orfeó Català, que gobierna el Palau de la Música de Barcelona, ha convocado elecciones en la entidad musical para el próximo 24 de julio, coincidiendo con la asamblea general de socios. Mariona Carulla, que preside la entidad desde que se descubriea el escándalo Millet, volverá a presentarse a la elecciones como ya hiciera en el 2010. En septiembre, coincidiendo con la nueva temporada, la nueva junta podrá emprender su trabajo.

Carulla estuvo sopesando su continuidad y al final, tras consultarlo con su familia, optó por la reelección porque sintió "el apoyo de socios, cantantes y profesionales de la casa". Su intención es "consolidar el proyecto que hemos hecho en estos cuatro años y lanzar nuevas propuestas".

Balance positivo

En su opinión la mayoría de los socios del Orfeó Català están satisfechos con la gestión de la actual junta. El aumento del público y de la oferta de conciertos son otros puntos a valorar en su gestión. La mayor presencia de los coros en la programación y su proyección internacional son puntos a su favor. El Orfeó Català actuó el año pasado en Viena, este en Lisboa y el próximo irá a Londres.

Carulla no teme la competencia del sector crítico que, bautizado con el nombre 'Socis de l'Orfeó', lidera el extesorero de la institución Pablo Duran. Este grupo acusa a los actuales gestores de "falta de transparencia, ocultación, incumplimiento de los estatutos, irregularidades y una gestión desleal hacia la Asociación y a favor de la Fundación" del Palau.

Carulla les emplazó a explicarlo y convencer al resto de socios aprovechando las elecciones. "Siempre he creído en la democracia y creo que si se presenta otra candidatura es lo mejor que puede pasar, porque eso te anima, te obliga a estar activo y alerta", dijo Carulla.

La actual presidenta de la entidad piensa mantener en su equipo a la mayoría de sus miembros que han trabajado duro para superar la mala imagen del Palau tras el escádalo Millet. Pero, pese a sus esfuerzos, no han logrado ampliar la base de socios del Orfeó.

Solo 1.200 socios con voto

De los 1.700 socios que tiene la Associació Orfeó Català solo podran votar unos 1.200, ya que solo se puede votar tras demostrar una antigüedad superior a dos años. Esta cifra es inferior a los 1.700 que pudieron presentarse a las últimas elecciones en el 2010. Entonces y pese a la importancia de los comicios, los primeros sin Millet, participaron 800 personas.

La actualización de la lista original de socios con derecho a voto, tras elmimnar a los fallecidos y a los que no pagaban la cuota, es responsable de este descenso, explicó Carulla.

0 Comentarios
cargando