Ir a contenido

ÚLTIMO TRABAJO DEL GRUPO DE CHRIS MARTIN

Una historia de separación

'Ghost stories', el nuevo disco de Coldplay, relata una desunión amorosa

JUAN MANUEL FREIRE / Barcelona

Coldplay estrena el vídeo de Magic, adelanto de su nuevo álbum Ghost Stories

"'Blood on the tracks', de Bob Dylan. 'Rumours', de Fleetwood Mac. 'Ladies and gentlemen we are floating in space', de Spiritualized… Los discos de ruptura, bajo la insuperable inspiración del dolor y del desconcierto, forman un género en sí mismo, con ejemplos tan brillantes como los mencionados. El nuevo disco de Coldplay, 'Ghost stories', llegado este lunes al mundo, es una nueva adición a este legado: el relato en clave pop de una separación; suponemos que la suya de Gwyneth Paltrow. Sin ser un clásico, sí supone un estimable regreso del grupo de Chris Martin a la sutileza de sus inicios. Repasamos repertorio.

'Always in my head'

Coros angelicales. Guitarra etérea. Bajo resonante. Algunos toques de sinte. Pasando de la épica de estadio, Coldplay han apostado en esta ocasión por un minimalismo propio de The xx. "Pienso en ti/No he dormido/Creo que lo hago/Pero no me olvido", canta Martin con un tono más crudo del habitual. El grupo recupera la emoción.

'Magic'

El primer avance de Ghost stories fue este corte casi animado, con influencias R&B. Su letra induce a pensar que, a pesar de todo, Martin todavía cree en el amor. "Si me fueras a preguntar, después de todo lo que hemos pasado/ ¿Todavía crees en la magia? / Bueno, sí que lo hago".

'Ink'

De nuevo el influjo del R&B, en este caso muy noventas. Se puede pensar en Gabrielle (Dreams) y en Des’ree (Gotta be). Estribillo paradójico, de apariencia eufórica pero regusto triste: "Todo lo que sé es que te quiero, tanto que duele". Guitarra estilo The Edge al final..

'True Love'

Timbaland (productor clásico del R&B, socio de Justin Timberlake) aporta beats a este lamento por el amor perdido. "Te he perdido, me dejaste ir / Pero una última vez, dime que me amas / Y si no, miénteme". Letra sencilla pero resonante y melodía pegadiza. ¿Futuro single?

'Midnight'

Lo mejor y más atrevido del disco: un experimento ambient-pop con la participación de Jon Hopkins, músico electrónico que ya apareció en los créditos de sus discos anteriores. Fue el segundo avance y muestra un camino que Coldplay debería explorar.

'Another's Arms'

"Viendo la tele a última hora de la noche, solías estar a mi lado, solías abrazarme, tu cuerpo en mi cuerpo". La nostalgia de la intimidad. Y el fantasma de los celos: el tema se llama Los brazos de otro. Un sample vocal de Jane Weaver aporta un aura etérea que contrasta con beats hip-hop.

'Oceans'

"Tienes que encontrarte solo en este mundo, tienes que encontrarte solo". Chris Martin toma fuerzas para el cambio que se viene encima. Sutil y contenida, recuerda a los Coldplay épicos pero todavía delicados del debut Parachutes (2000). La más acústica y orgánica de todo el lote, con un misterioso solo de guitarra.

'A sky full of stars'

Compuesta con ayuda del temible Avicii, rey de la EDM-country. Único tema que sirve para la elíptica y el nuevo single que vamos a hartarnos de oír este verano. No es 'Viva la vida' ni 'Every teardrop is a waterfall', pero funciona. Eso sí: no encaja en el conjunto. Single quizá solicitado desde arriba.

'O'

De nuevo suenan los coros angelicales del comienzo del disco. Por el título, se entiende que Martin ha conseguido cerrar un círculo. Pero deja una puerta abierta al futuro: "Siempre miro hacia el cielo / Quizá algún día volaré a tu lado". Desacoplamiento consciente pero relativo. 

Temas: Coldplay