30 oct 2020

Ir a contenido

LA RECONSTRUCCIÓN DE UN CASO DE IMPACTO

Una muerte anunciada

Justin Webster aborda el caso del abogado guatemalteco Rodrigo Rosenberg en el documental 'Seré asesinado'

Tras su paso ayer por el festival D'A, se podrá ver en junio en los cines Girona

JUAN MANUEL FREIRE
BARCELONA

Tras documentales dedicados al Barça (FC Barcelona confidential) o al expresidente Aznar (José María Aznar. Una batalla inacabada), Justin Webster, británico afincado en Barcelona desde 1991 («por amor, así de sencillo»), aborda en Seré asesinado la historia turbulenta de Rodrigo Rosenberg, el abogado guatemalteco que anticipó su muerte en un vídeo y señaló como culpables al presidente de la República, la primera dama y otros altos cargos. El documental, que funciona casi como un thriller, se presentó ayer en el festival D'A de cine de autor y a partir de junio podrá verse en los Cinemes Girona.

Webster lleva años haciendo documentales sobre temas de verdad y justicia, y ha trabajado bastante en América Latina. La propuesta de Seré asesinado le llegó de Nick Fraser, de la rama de documentales de BBC. «Me preguntó si sería viable hacer un documental. Yo pensaba que sí, y luego fue un proceso industrial y creativo de dos años». ¿Con muchos impedimentos? ¿No era una historia peliaguda de abordar? «Mucha gente decía que era peligroso. Guatemala tiene una gran tasa de homicidios. Por un lado, está el crimen organizado y después, el desorganizado, el más común: te roban y matan para conseguir un móvil. Decidimos contratar a gente de seguridad. Esperábamos amenazas, pero no las tuvimos».

Tenso 'thriller' político

Como Man on wire y The cove, documentales de éxito recientes, Seré asesinado tiene aires de thriller político. «Después de hacerlo, me di cuentade  que tenía algo de las series de ficción danesas. Tuvimos un montador danés. Creo que conecta con esa forma de contar las historias. Contarlo como un thriller era una opción, pero es que esta historia, si la cuentas como un ensayo, no se entiende. Hay demasiados detalles e información. Y la forma en que los guatemaltecos experimentaron esta historia fue así, como un thriller».

La gente de Guatemala ha recibido el filme de forma positiva. «Las dos veces que se pasó en el festival Memoria, Verdad y Justicia, la sala estaba llena -subraya el director-. Y hubo reacciones muy fuertes. Incluso para ellos, ver la historia contada al completo fue algo nuevo. Ha tenido un impacto». Una parte del público guatemalteco todavía no acaba de aceptar el giro final de la historia. «Es un país con tanta violencia, tanta desconfianza, que a la gente le cuesta creer cualquier información oficial. Se ha mentido tantas veces desde el poder que nadie cree nada».

La historia de Rosenberg recibirá también el tratamiento de Hollywood: Matt Damon debutará en la dirección con The foreigner, a partir de un artículo sobre el caso escrito por David Grann en The New Yorker; un texto clave también en la génesis de Seré asesinado«Me llamaron porque querían ver el documental. Estoy convencido de que sabrán sacar una buena película de esto».

Mientras Damon rueda su debut, Webster estará preparando un ambicioso documental sobre la vida de Gabriel García Márquez: «Será una coproducción española-británico-colombiana. Es una historia completamente apasionante. Empezamos un tiempo antes de su muerte. Es una historia muy relacionada con Barcelona, aquí pasó días importantes de su vida».