Ir a contenido

El David de Miguel Ángel sufre pequeñas fisuras a causa de su inclinación

Pese a que las grietas están presentes en ambas piernas, tan solo son apreciables en el tobillo izquierdo y el lateral derecho del tronco

Las grietas solo son perceptibles a simple vista en el tobillo izquierdo y en el lateral derecho del tronco. / MICHELANGELO BUONARROTT / VÍDEO: ATLAS

El David de Miguel Ángel presenta pequeñas fracturas que podrían poner en peligro la integridad de la estructura de mármol. Concretamente, la obra de arte presenta unas grietas en su parte inferior, causadas por una inclinación de 5 grados en proporción a la base de la figura. Así lo revela un estudio realizado por el Consejo Nacional Investigador de Italia (CNR) y la Universidad de Florencia, publicado por la revista 'Journal Cultural Heritage'. 

A pesar de que estas minúsculas grietas están presentes en la parte superior de ambas piernas y en el torso, solo son perceptibles a simple vista en el tobillo izquierdo y en el lateral derecho del tronco.

Problemas que no son nuevos

Uno de los investigadores del proyecto, Giacomo Corti, ha asegurado que dicha inclinación estaría causada por la escasa uniformidad del podio sobre el que se ubicó la escultura entre 1504 y 1873, periodo en el que permaneció al aire libre frente al Palazzo Vecchio de Florencia. El estudio también señala que, pese a que las fisuras de la escultura ya fueron notificadas a mitad del siglo XIX, se ha seguido su evolución a lo largo de los años, dado su "inestimable valor".

En los últimos años, la figura ha sido objeto de múltiples limpiezas y análisis, además de objeto de debate entre el Ayuntamiento de Florencia y el Estado italiano, que se han disputado su propiedad.

El David retrata al héroe bíblico en el momento en que se preparó para enfrentarse a Goliat. Con 4,10 metros de altura, fue realizada en mármol blanco por Miguel Ángel como encargo de la Ópera del Duomo de la Catedral de Santa María del Fiore de Florencia.