festival de cine de málaga

El drama 'Por un puñado de besos' provoca risas

David Menkes presenta una sonrojante historia de amor

El director David Menkes, fotografiado ayer en Málaga.

El director David Menkes, fotografiado ayer en Málaga. / EFE / JORGE ZAPATA

1
Se lee en minutos
OLGA PEREDA
MÁLAGA

Si el lunes fue el día de encontrar joyitas en el Festival de Málaga con la tierna historia de amor a distancia de 10.000 kilómetros, ayer fue el día de encontrar esa película que uno nunca quisiera haber visto. Por un puñado de besos habla también del amor y las dificultades para mantener a flote una pareja. El problema es que no te crees ni uno solo de sus diálogos. Dirigida por David Menkes, que en el 2009 pulverizó la taquilla con Mentiras y gordas, la cinta provocó escandalosas risas en el pase de prensa. Lo triste es que no era una comedia sino un drama que, basado en una novela de Jordi Sierra i Fabra, narra la historia de amor de dos jóvenes (Ana de Armas y Martín Rivas) con la enfermedad de por medio.

Todo el sexo que había en Mentiras y gordas aquí desaparece. Lo único que hay son besos y algún desnudo aunque ni mucho menos integral. «Es una película luminosa, una historia de amor clásica. No pega que haya sexo explícito», defendió su director. Rodado en el Madrid más bohemio y cool, el filme resulta tan estilizado que el espectador no consigue creerse nada. A pesar de todo, Martín Rivas aseguró que no es una cinta edulcorada. También Sierra i Fabra apoyó en Málaga la película y mostró su entusiasmo con el resultado final. En todo caso, el veredicto lo dará el jurado del festival. Y después, el público, ya que la película llegará a las salas comerciales el 16 de mayo.