Ir a contenido

180.000 DOCUMENTOS

La Biblioteca de Catalunya recibe el archivo de Gustavo Gili

ERNEST ALÓS
BARCELONA

El archivo histórico de la editorial Gustavo Gili, creada en Barcelona en 1902, ha engrosado los fondos sobre la industria editorial catalana que empieza a acumular la Biblioteca de Catalu-nya. La donación de la familia Gili incluye 180.000 documentos, mayoritariamente cartas, pero también documentación administrativa y proyectos editoriales, con algunas joyas como la documentación sobre la puesta en marcha de las obras completas de Joan Maragall o las gestiones personales de Gustavo Gili Esteve para conseguir que el editor Jacques Schiffrin lograse llegar a Estados Unidos en su accidentada huida del nazismo.

El conseller de Cultura, Ferran Mascarell, ha enmarcado la donación en una política más amplia que permita conservar, investigar y difundir la memoria del sector editorial en Barcelona. «Los editores y los editados son una columna vertebral del país y su cultura», ha recordado.

Los fondos de la editorial Gustavo Gili llegan a la Biblioteca de Catalunya estrictamente como una donación desinteresada. No fue ese el caso de la anterior incorporación, los documentos de la editora Esther Tusquets, fallecida en el 2012, que sus herederos vendieron el pasado mes de diciembre a Cultura. Las 1.046 cartas y pruebas de imprenta correspondientes a las casi cuatro décadas durante las cuales Esther Tusquets dirigió la editorial Lumen fueron adquiridas por 366.065 euros. Según Mascarell, el importe corresponde a una tasación independiente del valor individual de los documentos.

La Biblioteca de Catalunya  conserva ya los archivos de las editoriales Montaner y Simón, Espasa, Curial, La Magrana, Albert Martín y Rosa Vera. El Departament de Cultura mantiene conversaciones con otras editoriales históricas para incorporar nuevos fondos documentales, con el periodista Sergio Vila-Sanjuán como intermediario con el sector editorial.