13 ago 2020

Ir a contenido

DRAMA

Alabama Monroe Todo por la lágrima

Felix van Groeningen

El director belga Felix van Groeningen salta con libertad adelante y atrás en el tiempo para ofrecernos una sucesión intermitente y desordenada de fragmentos de la vida de una pareja, desde su temprano noviazgo hasta sus posteriores dificultades pasando por su vida musical compartida. Romance, familia y bluegrass son soportes temáticos de este intenso melodrama que también maneja con tosquedad asuntos como la fe, la política, la religión y, sobre todo, la enfermedad.

Porque la relación sentimental y las interacciones familiares se ven condenadas a causa del cáncer. El único respiro en la vida de los protagonistas -y en la película- son los conciertos de bluegrass que celebran en garitos de toda Bélgica. Por lo demás, la película está totalmente dedicada a calibrar cuál es nuestro punto de ruptura emocional con el fin de hacernos llorar. En ese sentido, las arengas contra George W. Bush y las imágenes de archivo de los ataques contra las Torres Gemelas no parecen tener mucho más motivo que aumentar la intensidad emocional del relato, como si hiciera falta.

Que los eventos que se desarrollan en pantalla nos obliguen a liberar fluidos lacrimales no significa, en cualquier caso, que Alabama Monroe (nominada al Oscar al mejor filme de habla no inglesa) sea una obra genuinamente conmovedora. Su deseo de deleitarse con la tragedia hasta que nos derrumbemos hace que cualquier empatía que pudiéramos encontrar en el dolor de la pareja acabe resultando completamente falsa. NANDO SALVÀ