Ir a contenido

El éxito de una cinta de culto

'La gran belleza' seduce

La nominación al Oscar encumbra la película de Paolo Sorrentino, vista ya en España por 112.000 espectadores

Autores como Pedro Almodóvar, Borja Cobeaga, Jaume Balagueró y Mar Coll la han incluido en su 'top ten' del 2013

OLGA PEREDA
MADRID

Por bellísíma. Por hipnótica. Por hablar de la muerte de los sueños. Por diseccionar el sentimiento de culpa de la burguesía. Por poner al día La dolce vita. Por reglarnos al personaje del año: el cínico Jep Gambardella. Por esa banda sonora de música sacra y popular. Y, sobre todo, por el boca a boca. Por todas estas razones (y muchas más) la última película del italiano Paolo Sorrentino, La gran belleza, está seduciendo al público español desde que se estrenó, el 5 de diciembre.

En esta época de cines semivacíos, congregar a más de 112.000 espectadores y recaudar una taquilla superior a los 765.000 euros es todo un logro, especialmente teniendo en cuenta que hablamos de una película de autor que carece de argumento al uso. Primeros espadas del cine español, como Pedro Almodóvar, Jaume Balagueró, Mar Coll, Borja Cobeaga y Eduardo Chapero-Jackson, la incluyen en el top ten del año publicado en la web Filmin. Para Juan Cavestany, Claudia Llosa y Javier Ruiz Caldera es, directamente, el mejor título del 2013.

PASEANDO POR ROMA / «La presentación del protagonista es la mejor que he visto en cine en los últimos diez años. Qué manera de introducir a un personaje», sentencia Javier Ruiz Caldera (Tres bodas de más). Borja Cobeaga, confeso admirador del director Paolo Sorrentino desde Las consecuencias del amor (2004), también se rinde ante la «espectacular» presentación de Jep Gambardella, un cínico siempre impecable y seductor que salta de fiesta en fiesta y de cama en cama.  «Lo que más me gusta de la película es ver a Jep Gambardella pasear por Roma. Me atrapa. Qué planazos, qué espectacularidad», elogia Cobeaga (Pagafantas).

«El boca a boca es parte del éxito de público que está teniendo La gran belleza. Yo la recomiendo mucho, pero tengo gente cercana y con criterio que no ha entrado en ella. Les parece artificiosa y barroca. No es mi caso. A mí me vuelve loco y el hecho de que un filme que no es precisamente fácil vaya bien en taquilla es algo que me reconcilia con el público», añade Ruiz Caldera, que tras dirigir la película española más taquillera del 2013 (Tres bodas de más) ya se encuentra inmerso en la preproducción de Anacleto.

El boca a boca, efectivamente, es algo básico para explicar la buena acogida del filme de Sorrentino. Pero no es lo único. El éxito se explica, básicamente, porque es una película excelente e inmensa que, además, ha tenido detrás un impecable trabajo de distribución. Todo empezó en mayo, en el festival de Cannes.

Fue en el certamen francés donde la distribuidora española Wanda -especializada en el cine de autor- quedó atrapada por La gran belleza . «La primera vez que la vi me impresionó. La segunda, me enamoró. Y la tercera, me gustó todavía más. Pero nos pedían mucho dinero, así que comenzamos a negociar. En septiembre, por fin, alcanzamos un acuerdo», explica Miguel Morales, director de distribución de Wanda.

Una vez en sus manos, en noviembre, la distribuidora la llevó al festival de Sevilla, donde Toni Servillo se llevó el premio al mejor actor. Mar Coll (Tots volem el millor per a ella) era miembro del jurado en Sevilla. «Me pareció brillante, un auténtico despliegue de medios y de talento por parte de su director. Ese exceso también me generó algo de rechazo. Suelo preferir las películas que no me arrollan, pero entiendo que, de alguna manera, la grandilocuencia del estilo está justificada. Conecté con la lucidez y la sensibilidad de la mirada. Salí de la sala apabullada y desasosegada. Y con la idea de volver a verla», explica la realizadora.

LA PRUEBA DE FUEGO, EL ESTRENO  / Un mes después de Sevilla llegó la prueba de fuego: el estreno comercial. «Buscamos una buena fecha, un viernes que no hubiera demasiado competencia de cine de autor. Y lo fijamos para el 5 de diciembre, que, además, era puente», explica el responsable de Wanda. La distribución fue «artesanal y mimada». Cine a cine, ciudad a ciudad.

El lanzamiento fue discreto: 28 copias. La segunda semana aumentaron en cuatro más. Y la tercera, con la resaca de los premios europeos de cine (ganó mejor película, director y actor), pusieron en circulación otras 12 copias más. Ahora, con el Globo de Oro y la nominación al Oscar como mejor filme de habla no inglesa, se han vuelto a aumentar las copias (otras 20) para llegar a ciudades como Murcia, Oviedo y León.

La victoria de La gran belleza no ha sido solo su excelente estreno sino la manera en que se está haciendo fuerte en las salas, bombardeadas cada viernes por nuevos títulos. El pasado fin de semana, tuvo la cuarta mejor media por copia y desde que se estrenó no ha bajado de los 2.000 euros por copia. No es cuestión solo de España. El filme ha triunfado en las taquillas de Italia, Francia, Inglaterra, EEUU y Alemania.