MEMORIA DE LA CAPITALIDAD EDITORIAL

Cartas a Tusquets

Los hijos de la escritora y editora venden a la Generalitat su fondo documental con correspondencia, originales y pruebas de imprenta

La escritora y editora Esther Tusquets en una imagen del 2007, cuando publicó ’Habíamos ganado la guerra’.

La escritora y editora Esther Tusquets en una imagen del 2007, cuando publicó ’Habíamos ganado la guerra’. / XAVIER GONZÁLEZ

2
Se lee en minutos
ELENA HEVIA
BARCELONA

Esther Tusquets, que a lo largo de cuatro décadas dirigió la editorial Lumen, dejó a su muerte, en el 2012, un interesante fondo documental integrado por más de mil piezas, entre cartas, postales, mensajes de correo electrónico, telegramas y originales y pruebas de imprenta de obras literarias, en un total de 1.046 documentos que el Departament de Cultura acaba de adquirir y que quedará depositado en la Biblioteca de Catalunya.

El contrato de adquisición a los hijos y herederos de la editora y escritora fue firmado el pasado 10 de diciembre y los fondos han sido valorados en 366.065 euros. El valor más significativo del legado está en las cartas recibidas por la editora entre las que se encuentran algunas firmadas por premios Nobel como Pablo Neruda, Camilo José Cela -de quien Tusquets editó el raro libro ilustrado Izas, rabizas y colipoterras- y Mario Vargas Llosa, y escritores de la talla de Josep Maria Castellet, José Luis Sampedro, Ana María Matute -la primera autora a la que publicó Tusquets -, Juan Goytisolo, Miguel Delibes y Carmen Martín Gayte. En esos textos, de carácter más literario y cultural que meramente comercial, se da cuenta de la especial relación que Tusquets mantenía con sus autores basada en la amistad y la confianza mutuas. Eso unido a un conocido desprecio por los engorrosos aspectos crematísticos del negocio editorial marcaron el personal estilo de Tusquets. Gracias a la fidelización de autores como Quino y Umberto Eco, puntales y superventas del sello, Lumen pudo superar no pocos tiempos de vacas flacas editoriales.

Esther Tusquets recibió de su padre en 1960 el regalo de Lumen, una editorial religiosa, con la que debidamente transformada y puesta al día, insuflaría nuevos aires internacionales de renovación a la edición española desde Barcelona. Al principio llevó el sello junto a su hermano, el arquitecto Oscar Tusquets, encargado del diseño, pero años más tarde este y su entonces compañera Beatriz de Moura fundaron Tusquets, segunda pata de un imprescindible triángulo editorial que se cerraría con Anagrama.

Noticias relacionadas

Con la firma de Azorín

La carta más antigua depositada en el fondo está firmada por Azorín precisamente en el año de la refundación de la editorial, que ahora forma parte del grupo Penguin Random House, ya que Tusquets decidió venderla en 1996. La última de las misivas del fondo está fechada en el 2000. En años posteriores y aquejada de párkinson, Tusquets se dedicó a ajustar cuentas con el pasado y la profesión en una serie de inmisericordes libros de memorias.