ACTUACIÓN EN EL CICLO 'ROUND ABOUT MIDNIGHT'

Voz camaleónica

La cantante caboverdiana Mayra Andrade coquetea con varios estilos en el disco 'Lovelly difficult',

que presenta hoy en el Coliseum

Mayra Andrade, en una imagen promocional.

Mayra Andrade, en una imagen promocional. / EL PERIÓDICO

Se lee en minutos

MARTA CERVERA
BARCELONA

Experimentar, descubrir sonidos nuevos y bucear en estilos diversos era el sueño de Mayra Andrade. La cantante y compositora -nacida en Cuba en 1985, pero con orígenes de Cabo Verde- ha podido llevarlo a cabo en Lovely difficult, su cuarto y último disco de estudio aparecido hace poco. En él ha contado con la colaboración de artistas tan diversos como Benjamin Biolay, Yael Naïm, Tété y Hugh Coltman. «Las barreras musicales existen. El reto está en superarlas, en saber hacer tuyo un estilo sin perder tu esencia», explica Andrade, que hoy desgranará sus nuevas canciones de pop tropical en el Coliseum (23.30 horas), dentro del ciclo Round about midnight, con una nueva y potente banda.

Te puede interesar

El primer single del disco, We used to call it love, con influencias jazzy y cierta alegría, narra en realidad la historia de un amor no correspondido. «Me gusta contraponer la energía de la melodía con lo que dice la letra. Sirve un poco para equilibrar las canciones», afirma esta crack de 28 años que canta en cuatro idiomas y reside en Francia. Pero aclara que ella, cuando ha vivido episodios parecidos a los de la canción, nunca se lo ha tomado con tan buen humor: «Suelo ser muy dramática en ese tipo de situaciones». En cualquier caso, We used to call it love no es, a su entender, la pieza que refleja mejor el disco. «Si la discográfica la ha elegido es porque puede llegar a más gente». Ella habría preferido por A-mi n kre-u txeu.

Para esta discípula aventajada de Cesária Evora, es fundamental adentrarse en otros estilos más allá de la norma. «Hay mucho por descubrir, pero para penetrar en nuevos territorios todo debe fluir con naturalidad». El disco es fruto de cuatro años de trabajo y «de amistad» con quienes ha colaborado. «Solo han participado músicos amigos míos, gente con la que me entiendo y conecto de forma natural», insiste.