Lou Reed muere por complicaciones derivadas del trasplante de hígado

El músico ingresó la semana pasada en el hospital pero decidió volver a casa cuando le dijeron que no había más tratamiento

1
Se lee en minutos

El médico de Lou Reed, Charles Miller, ha confirmado esta madrugada a The New York Times que complicaciones derivadas del trasplante de hígado al que se sometió el pasado abril han sido la causa de la muerte del músico, ocurrida el domingo. Miller ha revelado que Reed, de 71 años, ingresó la semana pasada en la Clínica Cleveland, en Ohio, donde le intervinieron para recibir tratamiento pero regresó a casa cuando los médicos le comunicaron que no se podía hacer nada. "Todos estuvimos de acuerdo en que hicimos todo lo que pudimos", ha afirmado el médico.

Sobrio desde los 80 y fiel practicante del tai-chi, tras el trasplante, que en principio fue bien, Reed afirmó que él era"un triunfo de la medicina, la física y la química moderna" y aseguró que se encontraba "más fuerte que nunca".

De hecho, Reed estuvo activo y trabajando hasta el último momento. Horas antes de que se anunciara su muerte, en sus cuentas de Twitter Facebook publicó un último mensaje titulado "La puerta" con una fotografía de un cartel con su imagen que aparece pegado a la puerta de entrada de un edificio.

"Era un maestro"

La noticia de su muerte ha conmocionado al mundo de la música y ha suscitado una avalancha de reaccionesIrvine Welsh, cuya adaptación al cine de 'Trainspotting' hizo descubrir a los más jóvenes el tema 'Perfect Day', expresaba su tristeza a través de Twitter. "Era una estrella. Gracias Lou por habernos cedido 'Perfect Day' para Trainspotting", ha escrito el cineasta británico.

Noticias relacionadas

 La mítica banda The Who le ha dedicado un mensaje alusivo a uno de los grandes éxitos de Reed, 'Walk on the wild side'. "RIP Lou Reed. Walk on the peaceful side". La actriz Susan Sarandon también ha tuiteado que "Nueva York ha perdido a uno de sus más significativos representantes".

Entre los cientos de mensajes hay uno que resume el sentimiento general ante el fallecimiento de este icono del pop. Lo ha escrito David Bowie en su cuenta de Facebook: "Era un maestro".