Ir a contenido

éxito comercial

'Zipi y Zape y el club de la canica' conquista las salas

La película suma más de 355.000 espectadores en dos semanas

OLGA PEREDA / Madrid

Trailer de la película.

En solo dos semanas, Zipi y Zape y el club de la canica ya ha sido vista por más de 355.000 espectadores, toda una heroicidad que convierte la película de Oskar Santos en una de las más taquilleras, muy por encima de otros títulos familiares, como Justin y la espada del valor -de animación, en 3D y producida por Antonio Banderas- que lleva cuatro semanas en cartelera y ha sido vista por 318.000 espectadores.

Las aventuras de los hermanos Zapatilla, una de las grandes apuestas del cine español para esta temporada, ha conseguido una recaudación en taquilla superior a los 2,2 millones de euros, una cifra poco habitual en el actual panorama, con unas salas que no viven sus mejores momentos. A diferencia de otras cintas españolas también exitosas como Las brujas de Zugarramurdi o La gran familia españolaZipi y Zape y el club de la canica está dirigida a un público muy concreto, entre 7 y 14 años, así que su mérito en taquilla es todavía mayor. Habrá que esperar a ver cómo siguen respirando los espectadores, pero con toda probabilidad, Zipi y Zape superará en breve a La gran familia española.

A pesar de que tiene poco del espíritu Escobar, la película es un sobresaliente filme de aventuras que empieza cuando los hermanos son castigados a pasar el verano en un internado, que más que un colegio es un correccional donde los juegos están prohibidos. Zipi y Zape, evidentemente, hacen lo que su corazón les pide: organizar una revolución.

Tras proyectarse en dos importantes festivales -Toronto y San Sebastián- la película llegó a los cines españoles el 4 de octubre. Y también estará presente en el resto del mundo ya que se ha vendido, entre otros territorios, en Alemania, Rusia, América Latina y Turquía. Los productores también tienen ofertas de otros países europeos, así como de Japón. Días antes de su estreno, el director ya mostraba su confianza en que Zipi y Zape y el club de la canica viajara fuera de España. «Allá  donde haya niños, la cinta tiene sentido», aseguró.

En España, el estreno ha ido acompañado de la publicación de un cómic (Ediciones B) basado en el guion del filme y dibujado por José Luis Reyes, que ha conseguido que el libro respire el espíritu del legendario creador de los traviesos gemelos, el historietista Josep Escobar (1908-1994). Tanto en la película como en el cómic, el mensaje es el mismo: la necesidad de la rebeldía.