30 mar 2020

Ir a contenido

Blaumut, buenas maneras

CRÓNICA La banda puso de largo 'El turista' en el Teatre Grec

JORDI BIANCIOTTO
BARCELONA

Cuando parecía que la fórmula de las melodías amables, las armonías vocales encantadas y los tejidos acústicos estaba muy manoseada en la escena catalana, va y aparece Blaumut, llenando (o casi) recintos como el Teatre Grec. El grupo celebró el martes su momento dulce y premió a los asistentes ampliando el repertorio de su primer disco, El turista, con nuevas aportaciones.

Hay un refinamiento en Blaumut que conecta con la tradición clásica, o de cámara, sin despegarse de la gramática folk y el giro pop, y que en el Grec se apreció en su ampliado formato instrumental. El cuarteto se convirtió en septeto y acogió aún a más colaboradores cuando interpretó Octubre con extra de viola y violoncelo. Esta composición contó con un recitado de Espriu que dialogó con la siguiente pieza, I beg your pardon, del disco colectivo Amb música ho escoltaries potser millor, donde proponen una alternativa a la música que Raimon compuso en 1979.

La adaptación de Across the universe, de los Beatles, a dos guitarras, y el estreno de una pieza nueva cuyo título será elegido a partir de las sugerencias de los fans, se sumaron a su colección de hits. Canciones con melodías agradables y aromáticas a las que les sentaría bien un poco de punta: de El llimoner a Les 7 i quart pasando por Pa amb oli i sal (la del silbido) e Islàndia. Blaumut es, ante todo, un grupo de buenas maneras.