19 sep 2020

Ir a contenido

Los investigadores bucean en el patrimonio fotográfico ante la pasividad de las administraciones

Los expertos se quejan de la inexistencia de una política pública de conservación, investigación y difusión para recuperar el archivo de imágenes

ERNEST ALÓS / Barcelona

El redescubrimiento de las fotografías que se había llevado al exilio Francesc Boix, el heroico fotógrafo y militante comunista catalán que burló a las SS en Mauthausen, fue noticia la semana pasada. Aún anónimas, llevaban tres años a la venta sin que ninguno de los museos o archivos públicos catalanes quisiera o pudiera comprarlas.

La Comissió de la Dignitat, por suscripción popular, las adquirió por 7.500 euros, y junto con el colectivo Foto Connexió consiguió identificar a su autor. Un ejemplo de lo que está sucediendo en tantos otros casos ante la inexistencia de una política pública de conservación, investigación y difusión del patrimonio fotográfico.

>> Lea la información completa sobre los detectives de la fotografía en e-Periódico.