Ir a contenido

CRÓNICA

Hijos y nietos del rock'n'roll

Loquillo, Ariel Rot y Leiva apelaron a los valores del género en el Poble Espanyol

JORDI BIANCIOTTO
BARCELONA

La suma de Loquillo, Ariel Rot y Leiva trajo, el miércoles en el Poble Espanyol, más de tres horas de concierto en honor al elevado concepto del rock'n'roll. Ni rock, ni pop: rock'n'roll. Género musical y código de valores compartidos por tres cantantes con un sentido pronunciado de la deuda y la continuidad históricas, que abrieron la sesión reivindicando al pionero argentino Moris con su versión de Rock de Europa.

Hace años que Loquillo trama una gira con Andrés Calamaro, Bunbury y Jaime Urrutia que, tras varias falsas alarmas, ha quedado en el limbo. Ahora, la gira Uno de los nuestros ofrece un cartel coherente con un diálogo entre generaciones del gusto del rockero del Clot, aunque de menor calado comercial. Ya sea por eso o porque la crisis aprieta, el Poble Espanyol registró media entrada. Quizá el precio de las localidades (40 euros) no era popular. No se trata de un espectáculo de rebajas: cada protagonista tocó con su banda; formaciones en las que no se escatimaron vientos ni percusiones, y desfilaron por el escenario 19 músicos.

Fueron tres actuaciones consecutivas con dúos y tríos en sus culminaciones. Tras la apertura colectiva (que incluyó un asalto a Ritmo de garaje, de Loquillo) no tomó la palabra el más joven, Leiva, sino Ariel Rot, que picoteó sus discos Lo siento, Frank y Cenizas en el aire con su habitual distinción a la guitarra solista. Acudió a Los Rodríguez en Dulce condena y Milonga del marinero y el capitán, y a Tequila con Rock and roll en la plaza del pueblo, a la que se sumó Leiva.

Este combinó luego, a partes iguales, su disco en solitario, Diciembre, y el material de Pereza. De Nunca nadie Todo lo que tú quieras Animales Como lo tienes tú (con su desenlace vía Hey Jude). Rock'n'roll de primera lectura fortalecido por arreglos de viento, muy ostentosos en Eme. Agradeció al público haber pagado una entrada «en estos tiempos tan perros» y acogió a Rot en un celebrado último guiño a Pereza con Lady Madrid.

HIMNOS Y MANIFIESTOS / Cerró Loquillo, claro, y con más minutaje. Precedido por la grabación de Working class hero, de Lennon, premonitorio manifiesto. Porque todas sus canciones lo son: de Rock & roll actitud (que abrió su actuación) a Feo, fuerte y formal a través de Línea clara y Memoria de jóvenes airados. Bandera de Barcelona a pie de escenario; tres canciones de su último disco, La nave de los locos, rescates de Carne para Linda La mataré, y una banda tan técnica y robusta (tres guitarristas dirigidos por Jaime Stinus) como los mejores Trogloditas. Con Rot y Leiva en Rock & roll star Qué hace una chica como tú en un sitio como este, de Burning, como propinas. Complicidad y rock'n'roll.

Temas: Loquillo Música