Ir a contenido

CAMBIO DE CRITERIO EN LAS DISTINCIONES DE LA GENERALITAT

Mendoza, primer Premi Nacional en castellano

Ramoneda, Monsó y Bonnin entre los galardonados por el Conca

ERNEST ALÓS
BARCELONA

Por primera vez, un escritor en lengua castellana recibirá uno de los Premis Nacionals de Cultura de la Generalitat de Catalunya. El novelista Eduardo Mendoza ha sido el elegido para inaugurar el cambio de criterio de los galardones otorgados por el Consell Nacional de la Cultura i les Arts (Conca), que hasta esta edición solo tomaba en consideración, en la categoría de literatura, a los escritores en lengua catalana. Un planteamiento que encaja con otros mensajes integradores del castellano en la estrategia soberanista, como el debate de la cooficialidad en una Catalunya independiente o la participación de escritores en catalán y castellano en el Salón del Libro de París.

Los otros 10 premiados son la escritora Imma Monsó, el dramaturgo Hermann Bonnín,  la oceanógrafa Josefina Castellví, el Centre de Lectura de Reus, con más de 150 años de historia, el pianista de jazz Agustí Fernández, el responsable de la  Escola Superior de Cinema i Audiovisuals de Catalunya (ESCAC) Josep Maixenchs, la diseñadora de joyas Elsa Peretti, el escultor Francesc Torres Monsó y el pensador Josep Ramoneda, relevado por la Diputación de Barcelona al frente del CCCB y premiado por el Conca por su gestión al frente de este centro.

Los premios de la Conselleria de Cultura pasaron a ser competencia del Conca cuando se creó este organismo y llegaron a contar con 16 categorías: arquitectura y espacio público, artes visuales, audiovisual, cine, circo, cómic, cultura popular, danza, diseño, literatura, música, patrimonio cultural, pensamiento y cultura científica, proyección social de la lengua catalana, teatro y trayectoria profesional y artística.

REFORMA / Los Premis Nacionals siguieron en manos del Conca tras la reforma legislativa que acotó sus competencias y redujo su estructura y presupuesto. Y ya en agosto del año pasado, en cuanto fue nombrado su actual presidente, el poeta Carles Duarte, este propuso, con la aquiescencia del conseller Ferran Mascarell, que en la categoría de literatura (en el resto no había condicionantes lingüísticos) se pudiesen premiar a los escritores en lengua castellana. Finalmente, el pasado abril el Govern aprobó la reforma de los premios, dotados con 15.000 euros, que se pueden otorgar a un máximo de 10 personas o entidades designadas por el plenario del Conca, sin que correspondan a un número determinado de disciplinas. El decreto solo establece que se debe prestar «especial atención a las obras que utilicen el catalán o el aranés».

0 Comentarios
cargando