Ir a contenido

Jennifer López lamenta su actuación en Turkmenistán

Pide disculpas a través de un comunicado tras cantar 'Happy birthday' a uno de los dictadores "más represivos" según Human Rights Foundation

La cantante Jennifer López ha emitido hoy un comunicado de disculpa tras cantar el pasado sábado para Gurbanguly Berdimuhamedow, el presidente de Turkmenistán, considerado uno de los regímenes más represivos del mundo. Durante el concierto le cantó 'Happy birthday' al dictador disparando las críticas de Human Rights Foundation (HRF), organización defensora de los derechos humanos.

Turkmenistán es uno de los países más opacos del mundo y también uno de los más ricos gracias a sus ingentes reservas de hidrocarburos.

Desconocimiento

López ha reaccionado ante elllas emitiendo un comunicado, publicado por el portal E! News. Explica que la cantante estadounidense de origen puertorriqueño había sido contratada para un concierto "patrocinado" por el gigante China National Petroleum Corporation (CNPC) y "presentado para sus ejecutivos locales en Turkmenistán". Es decir, el concierto no se trataba de un "evento gubernamental" ni era de "naturaleza política".

"El evento fue aprobado por sus representantes; si se hubiese tenido conocimiento de problemas de Derechos Humanos de cualquier tipo, Jennifer no habría asistido", añade la nota.

El manager de la artista, Benny Medina, dijo al portal TMZ que el equipo de la cantante no supo de la presencia del mandatario en el evento hasta instantes antes de que López comenzara a cantar.

Según el comunicado, López cantó el "cumpleaños feliz" al líder de Turkmenistán, que cumplía 56 años, después de que el grupo CNPC lo solicitara en el último momento antes de que la artista subiera al escenario.

Incongruencia

La actuación de la artista se produjo apenas unas semanas después de que apareciera junto a Beyoncé en el cartel de un concierto benéfico en el Twickenham Stadium de Londres, para recaudar fondos para la ONG "Chime for Change" ("Sonidos para el cambio"), una organización fundada por la firma modaGucci que busca promover el desarrollo de niñas y mujeres desfavorecidas a nivel global.

En marzo de 2011, López rechazó dar un concierto privado para el líder libio Muamar el Gadafi, que estaba dispuesto a pagar hasta 2 millones de dólares por la actuación de la artista. Beyoncé y Nelly Furtado, que sí aceptaron la propuesta millonaria de la familia del líder libio, anunciaron posteriormente su interés en que el dinero que ingresaron fuera a causas benéficas.

Sorpresa

Un miembro del equipo de J. Lo se interrogaba en su cuenta de Twitter: "Me pregunto donde están los fans de J.Lo en Turkménistan?!", un pais donde el acceso a internet está estrictamente controlado por el Estado.

Para la exrepública soviética de Turkmenistán, un país musulmán, la actuación de López fue toda una novedad. Que ejecutara desde el escenario movimientos lascivos para el presidente, dos ministros, Embajadores y patronos de sociedades estatales y que todos aplaudieran con entuasiasmo fue algo inédito.

0 Comentarios
cargando