Ir a contenido

Manel Loureiro, exportador de misterios

El escritor gallego publica el 'thiller' de misterio 'El último pasajero'

ERNEST ALÓS / Barcelona

Manel Lourerio (Pontevedra, 1975) empezó en la ficción zombie con un blog, su serial se convirtió en una novela y ha acabado por superar los 100.000 ejemplares en Kindle con la traducción editada por Amazon como 'Apocalypse Z. The beginning of the end'.

Cada vez son más los jóvenes escritores españoles que asumen sin muchas manías que no son afterpop sino, directamente, pop. Literatura de género, entre el best-seller de aires internacionales y la novela de quiosco (o de aeropuerto). Manel Loureiro es uno de ellos: tras sus incursiones zombis, este abogado gallego se estrena en Planeta pasando de los muertos vivientes al misterio sobrenatural en El último pasajero, la historia de un crucero de vacaciones nazi que aparece, en agosto de 1939, a la deriva en medio del Atlántico, con un solo ocupante, un bebé judío.

El Valkyrie no existió, pero debía ser el siguiente de una serie de cruceros de la organización sindical alemana que inspiró, por cierto, a la franquista Educación y Descanso. Sus predecesores reales fueron, dice, «barcos malditos»: el Wilhem Gustloff fue torpedeado con 10.000 civiles a bordo y el Robert Ley ardió en un bombardeo a Hamburgo.

«No es un libro de género fantástico, es un thriller puro y duro pero con unos cuantos elementos diferenciadores y una historia de amor», explica. Pero entre estos elementos se encuentra (además de alguna escena tórrida; «hemos de adaptarnos a los gustos de los lectores», confiesa) precisamente el misterio con elementos fantásticos: «Tiene un planteamiento clásico de misterio, llevando el concepto de la casa encantada al extremo, porque de una casa encantada puedes salir, pero de un barco, no. Y la estructura es circular, el principio engarza con el final». «La convivencia entre muertos y vivos en un mismo espacio es algo que a los gallegos nos resulta muy familiar», añade.

Segundo asalto en EEUU

Tras El último pasajero, la próxima noticia que espera a Loureiro es el lanzamiento de Apocalypse Z. Dark days en octubre. Aunque sus cifras de ventas en EEUU son notables pero no estratosféricas, para un autor español son excepcionales, como también lo es que Amazon lo eligiese para inaugurar uno de sus propios sellos editoriales. «Conseguir publicar en EEUU es difícil. Que sea un best-seller es terriblemente difícil. ¡Y yo llegué al número 5 en Kindle!», exclama.

Por cierto, aunque en algunas ocasiones (un libro colectivo sobre Juego de tronos) se le promocionase como «amigo» de George R. R. Martin, pelota al suelo. Se conocieron, simpatizaron y le representó legalmente en una ocasión. Y la cosa no fue más allá.