Ir a contenido

ESPERADA NOVEDAD EDITORIAL

'Superreencuentro'

La conmemoración del 40º aniversario de Superlópez reúne de nuevo a la pareja formada por el guionista Efepé y el ilustrador Jan

Vuelven a la carga con 'Otra vez el Supergrupo'

MARTA CERVERA / Barcelona

Dos históricos del cómic, el dibujante Jan (Juan López Fernández) y el guionista Efepé (Francisco Pérez Navarro) han vuelto a reunirse para conmemorar el 40º aniversario del entrañable Superlópez. El personaje surgido del afilado lápiz de Jan que parodia en clave española al legendario Superman se reencuentra en su nueva aventura, Otra vez el Supergrupo (Ediciones B), con la versión made in Spain de Los Vengadores ideada por Efepé, formado por Capitán Hispania (una parodia de Capitán América), El Bruto (de La Cosa), Latas (de Iron Man), El Mago (del Doctor Extraño) y La Chica Increíble (de Jean Grey).

No los han recuperado por nostalgia sino conscientes de las ganas que tenían los seguidores de la serie. «Lo reclamaban los lectores y ha sido una concesión propuesta por la editorial, que consideraba que era la mejor manera de celebrar los 40 años que, dicen, vengo haciendo Superlópez, por aquello de volver a los orígenes», explica el ilustrador, poco dado a ceder ante presiones externas. «En el desarrollo de mi trabajo solamente observo el efecto que hace en los lectores, si puedo. No me dejo influir porque dejaría de ser yo. Aparte me piden dibujos y firmas en los álbumes, cosa que procuro hacer siempre que es humanamente posible. Me gusta experimentar ideas pero los lectores no, suelo decir que algunos siempre quieren ver Els pastorets».

Efepé y Jan firmaron su primer álbum de Superlópez en 1980 y el último en 1983. El buen rollo sigue entre ellos y quedó patente viéndoles trabajar juntos, como hicieron en EL PERIÓDICO donde se avinieron a realizar una viñeta improvisada para ilustrar su nueva obra. En Otra vez el Supergrupo y lo primero que vemos en él es que el mundo se ha olvidado de Superlópez. ¿Es un guiño a lo mal que ve el futuro para el personaje? «En todo caso será el guiño de Francisco, el guionista, pero todo puede ser. No estoy pesimista pero si soy realista y estoy preparado para todo», afirma Jan, que el pasado diciembre rechazó por «ética personal» la Medalla de Oro al Mérito en Bellas Artes que concede el Ministerio de Cultura, un tema del que da por zanjado y que no quiere volver a comentar.

Para Efepé está clara la supremacía de las imágenes en la pantalla. «La gente es muy cómoda y es más fácil ver una película que leer un cómic. Lo que yo parodio o critico es que las nuevas generaciones consideran que los superhéroes de las películas son el canon cuando nacieron en el papel y hay más de 40 años de historia en el cómic», apunta Efepé. Su guion deja entrever que los personajes que no pasen a la pantalla no tendrán futuro. «Es posible que eso ocurra», opina Jan. «Ahora mismo no hay lo que antes llamábamos tebeos, y ello hace difícil adquirir lectores jóvenes o lanzar nuevos personajes, pero todo puede cambiar, incluso los mismos lectores, y los cambios se suceden muy rápido», advierte.

En sus inicios, en los años 70, Jan y Efepé trabajaron trasladando al papel series como Marco, Heidi, El perro de Flandes y hasta La abeja Maya. «Aún recuerdo que íbamos a un bar, porque no teníamos tele y el vídeo ni existía. Jan iba con la cámara de fotos y el trípode para captar imágenes que después reproduciría» dice Efepé, hablando lento y vocalizando mucho para que Jan, sordomudo desde los 6 años, siga la conversación. ¿Veremos algún día a Superlópez en la pantalla, más allá del corto de Enrique Gato? «Admito que hay la posibilidad¿ pero no depende de mí, y es algo que dejo a los ejecutivos y responsables de la editorial y del Grupo Z, puesto que yo ya me he cansado del tema y no quiero ocupar más mi tiempo en ello», admite Jan. Para él, que también ha trasladado al libro a Tadeo Jones, personaje surgido de un corto que ha triunfado en su primer largometraje, es difícil prever el futuro. «Considero que el papel seguirá, pero el cómic en sí se dedicara a los álbumes o comic books de tapa dura y serán más caros. Lo digital, al contrario, será barato y ya se está viendo. Y pienso que de cara a conseguir lectores nuevos, los móviles son el problema, pues creo que provocan en los jóvenes problemas de atención y dudo mucho que eso facilite la lectura», añade.

Nuevas tecnologías

Las opiniones de Efepé sobre este tema van en la misma línea. «Internet y las nuevas tecnologías lo han cambiado todo. Ahora es más fácil informarse pero también piratear. Todos los libros de Superlópez están en la red. Yo mismo pirateo y todo el mundo lo hace. El acceso a películas, series y aparatos como la Play y el iPhone han diversificado y ampliado las opciones de los jóvenes para entretenerse y siempre es más relajado ver una peli que leer».Precisamente internet les ha permitido reunirse de nuevo. El e-mail ha sido clave en la comunicación entre Jan y Efepé. Antes compartían mesa de trabajo, algo imposible desde que Jan se fue a vivir al campo. «Le propuse un guion que él aceptó. Después lo ajustamos», explica el autor de los textos. «Nuestra forma de trabajar siempre ha sido muy profesional y lo sigue siendo», declara Jan. «Me he divertido bastante, igual que cuando empezamos. Pese a las prisas me ha gustado mucho trabajar con su guion». 

Temas: Cómic