28 nov 2020

Ir a contenido

PATRIMONIO

Empiezan los trabajos para retirar la reconstrucción de las pinturas de Sant Climent de Taüll

Los restauradores pretenden descubrir los restos del fresco románico original en el ábside

Los restauradores ya han empezado a retirar los 22 plafones de la reconstrucción de las pinturas románicas del siglo XII, que reproducían el majestuoso Pantocrátor que se exhibe en el MNAC, y que hasta ahora podía verse en el ábside de la iglesia de Sant Climent de Taüll.

El proyecto, que presentó la pasada semana el 'conseller' de Cultura, Ferran Mascarell, permitirá eliminar y restaurar la pintura que realizó Ramon Millet en 1959, que ya mostraba signos de degradación, y, según Pere Rovira, técnico del Centre de Restauració de Bens Mobles de Catalunya, lo más importante, "descubrir los restos de pintura original que quedaron bajo la reproducción" cuando el Pantocrátor original fue arancado en 1920.

Estos restos, que consisten en las capas inferiores del fresco, tienen un alto valor y permitirán obtener información sobre el original, como conocer la ubicación exacta del Pantocrátor o los pigmentos originales utilizados.

Proyección en las paredes

A partir del próximo verano, los visitantes podrán ver, proyectada en los muros del ábside, una reconstrucción de los frescos del siglo XII, que emulará el estado original del templo. A petición de los vecinos, la copia de Millet regresará a Taüll una vez restaurada para ser expuesta en el local El Molí.

Tras la retirada de la copia, los trabajos, sufragados por La Caixa y que cuentan con un presupuesto de 390.000 euros, continuarán con la delicada eliminación de la capa de cal que se puso cuando se sacaron los originales.