Las dificultades económicas del coliseo lírico de la Rambla

Mecenas 'made in USA'

El Liceu ingresará donaciones a través de una fundación en Nueva York

Joan Francesc Marco, Pilar Pifarréy Antoni Renom,ayer en el Liceu.

Joan Francesc Marco, Pilar Pifarréy Antoni Renom,ayer en el Liceu. / DANNY CAMINAL

2
Se lee en minutos
MARTA CERVERA
BARCELONA

El Liceu está decidido a buscar dinero en el extranjero ante el desolador panorama actual marcado por la crisis y el descenso tanto de aportaciones públicas como privadas a la institución. Joan Francesc Marco, director general del Gran Teatre, lleva tiempo anunciando que hacen falta soluciones imaginativas para obtener nuevos recursos y ayer dio a conocer una de ellas: la creación de la Liceu Barcelona Opera House US Foundation, una entidad sin ánimo de lucro con sede en Nueva York cuya misión el primer año será conseguir 100.000 dólares para financiar la actividad artística del coliseo de la Rambla.

La captación de fondos a nivel internacional es uno de los puntos establecidos en el plan director aprobado la pasada temporada. La operación no representará ningún coste para el Liceu. El capital inicial para poner en marcha la fundación norteamericana, que organizará galas y eventos para captar mecenas, irá a cargo de Levante Capital Partners. Su consejero delegado, Antoni Renom, evitó dar ayer la cifra que tienen intención de invertir en dicho cometido. De la constitución jurídica de la entidad se encargará el bufete de abogados Baker&McKenzie, sin cargo alguno. «Necesitamos nuevas vías de financiación para el Liceu», insistió Marco, cuyo contrato termina en verano. Aunque el director no ha expresado públicamente si aspira a renovarlo, fuentes del Gran Teatre dan por seguro que presentará su candidatura a proseguir en el cargo porque no le gustaría dejar el coliseo en la situación económica en la que se encuentra y se ve con ánimos y energía para reflotarla. Espera que se le permita seguir al frente de la institución y centrarse más en la gestión del día a día una vez se haya nombrado al presidente del patronato de la Fundació del Gran Teatre del Liceu. Esta es una figura nueva, establecida en el plan director, que tiene como una de sus principales misiones la de buscar mecenazgo, como ocurre en otras instituciones: el Macba, el MNAC y el TNC.

Desde la temporada 2007-2008, el coliseo barcelonés ha perdido casi 14 millones de euros en ingresos y, sin embargo, el equipo directivo ha mantenido una programación de calidad. Ha recibido 7,3 millones menos en subvenciones y registrado una bajada en la venta de entradas de 4 millones. Y esta temporada, con el aumento del 21% de IVA en las localidades, la situación se complica aún más. En este contexto, el mecenazgo privado es clave. Este debería cubrir un tercio del presupuesto, pero hoy se sitúa en torno al 12%, muy por debajo del 33% deseado, reconoció Pilar Pifarré, secretaria general de Cultura.

Noticias relacionadas

Mientras no se aprueba la futura ley de mecenazgo en España, Marco ha puesto rumbo a EEUU, donde las fundaciones sin ánimo de lucro pueden desgravar hasta el 100%.

El Liceu no es el primero en acudir a mecenas made in USA. La Ópera de París, el Covent Garden de Londres, el Mariinski de San Petersburgo y el Festival de Salzburgo ya hace tiempo que recurren a los filántropos norteamericanos, cuyas donaciones a diferentes causas superaron los 248.000 millones de dólares en el 2011.