01 dic 2020

Ir a contenido

Los estrenos cinematográficos del 2013

El año de los autores

Grandes directores, como Paul Thomas Anderson y Spielberg, coincidirán en la cartelera

OLGA PEREDA
MADRID

Una cosa es que el mundo no se haya acabado y otra diferente es que el 2013 vaya a ser un buen año. No lo será, así que refugiémonos en un cine (calefacción en invierno y aire acondicionado en verano) y olvidémonos del mundo durante un par de horas. Bienvenidos al 2013, el año de los directores-autores.

El año cinéfilo empieza este fin de semana con The master, el último trabajo del director de culto Paul Thomas Anderson (Boogie nights). Más que una película, The master es el retrato psicológico de dos personajes, interpretados por dos bestias de la actuación. El primero es un hombre destruido, al que da vida Joaquin Phoenix, tan excelente actor como mal entrevistado. Recordemos que en la rueda de prensa de la Mostra de Venecia se limitó a decir tres palabras: «No lo sé». El segundo personaje, interpretado por Philip Seymour Hoffman, es el carismático líder de un movimiento conocido como La Causa. Llámese Causa o llámese Cienciología o llámese, directamente, secta, la cinta no es tanto eso sino el análisis emocional de dos personas al borde de la destrucción.

The master competirá en cartelera con otra propuesta  que suena para los Oscar (coletilla que podemos utilizar para todos los estrenos de enero): La noche más oscura, donde Kathryn Bigelow nos cuenta al detalle cómo una agente de la CIA (Jessica Chastain) dio caza a Bin Laden. Con esta película, la directora demuestra ser igual que la protagonista: «Jodidamente lista». Ya lo demostró en el 2010, cuando su descarnada descripción de la invasión de Irak, En tierra hostil, arrasó en los Oscar arrebatándole todo el protagonismo a su exmarido, James Cameron, que se sentía el rey del mundo con Avatar.

Siguiendo con la coletilla suena para los Oscar, el 18 de enero llega a España una cinta que ha ganado todos los premios habidos y por haber y a la que solo le falta la estatuilla de Hollywood -a la que, por supuesto, también es candidata-. Se trata de Amor, hermosa reflexión sobre la vejez, la enfermedad y la muerte firmada por el habitualmente gélido Michael Haneke. Durísima será la competencia en la cartelera de ese fin de semana por la presencia de otras dos películas que, cómo no, también suenan para los Oscar: Django desencadenado, la nueva salvajada de Quentin Tarantino, que esta vez apuesta por el wéstern; y Lincoln, donde Steven Spielberg nos muestra los últimos meses de mandato del presidente número 16 de EEUU.

A MAYOR GLORIA DE CRUISE / La que no suena para los Oscar, aunque no deja de ser uno de los grandes estrenos del año (al menos, por número de copias), es Jack Reacher (11 de enero), película hecha a mayor gloria de Tom Cruise, que luce pectorales y puños dando vida a un exmilitar que se ve envuelto en el extraño caso de un tiroteo mortal. Pero incluso en este filme 100% mainstream encontramos un autor: Werner Herzog, cineasta alemán (La cueva de los sueños olvidados) que en esta ocasión se pone el traje de actor y da vida al malo.

A finales de enero, aterrizará

-nunca mejor dicho- Denzel Washington con El vuelo. Lo hará bajo la batuta del director Robert Zemeckis (Regreso al futuro), que ha convertido al actor en un piloto comercial que milagrosamente consigue que el avión pise tierra tras un fallo mecánico del aparato.

¿Alguien echa de menos el 3D? Tranquilos, todo llega. En febrero, el director de Moulin Rouge, Baz Luhrmann, intentará deslumbrarnos con su versión en tres dimensiones de todo un clásico:  El gran Gatsby.

CINE ESPAÑOL / Si hablamos de cine español, el 2013 también será el año de los autores. El primero, José Rebollo, que recupera para la gran pantalla a José Sacristán en El muerto y ser feliz. La película ha conseguido estrenarse gracias a la existencia de una nueva distribuidora creada en Barcelona, Splendor Films, nacida para que las películas independientes lleguen al público.

Precisamente, llegar al público es el gran reto del 2013, año en el que la industria española está obligada a mantener el idilio con los espectadores registrado en el 2012. Una de las películas con sobradas papeletas para hacerlo es Los últimos días, el segundo largo de Àlex y David Pastor tras Infectados (thriller que rodaron en EEUU). Los hermanos se han quedado ahora en Barcelona para hacernos temblar con algo muy parecido al Apocalipsis. No hay más que ver el cartel de la película, con Quim Gutiérrez y José Coronado.

'ZIPI Y ZAPE' / Otra cinta que apunta muy alto cara a la taquilla es Zipi y Zape y el club de la canica, un filme con personajes reales que toma el espíritu aventurero de Los Goonies y Super 8. En octubre la veremos.

Dos pesos pesados del cine español, Pedro Almódovar y Álex de la Iglesia, también se encontrarán con el público en el 2013. Los dos lo harán con comedias locas. El manchego estrenará Los amantes pasajeros y el vasco, Las brujas de Zugarramurdi. La lista no acaba aquí. Fernando Colomo (La banda Picasso); Isabel Coixet (Ayer no termina nunca); Daniel Calparsoro (Combustión); Daniel Sánchez Arévalo (La gran familia española) y Santiago Zannou (Alacrán enamorado) también tratarán de enamorar a la taquilla en el 2013, año que terminará con el estreno en Navidad de Ismael, donde Mario Casas se pone a las órdenes de Marcelo Piñeyro.