Ir a contenido

Grupo musical

Bongo Botrako: "Queremos incomodar, pero con espíritu positivo"

JORDI BIANCIOTTO / Barcelona

¿Quién dijo que el mestizaje ya era historia? Una joven banda de Tarragona, Bongo Botrako, reanima la fusión de géneros con base jamaicana, espíritu de denuncia y ánimo festivo en dos discos, el segundo de los cuales, Revoltosa, producido por Amparo Sánchez, presenta hoy en Razzmatazz 2 (21.00 horas). Hablamos con su cantante y compositor, Uri Giné.

-¿Tiene Clandestino, de Manu Chao, como disco de cabecera?

-Todos hemos escuchado a Manu Chao, pero nuestra mezcla es sincera. El mestizaje a partir del mestizaje sería un refrito. Yo oigo muchas cosas; Tiken Jah Fakoly, Mártires del Compás o Extremoduro, y, a partir de ahí, mezclo. Creo que hemos encontrado un sonido propio, aunque pueda recordar a algunas cosas.

-Hace una década del mestizaje de Ojos de Brujo y Dusminguet, y parece irrumpir una segunda ola con La Pegatina, Txarango, Bongo Botrako... ¿Qué está ocurriendo?

-Es así, aunque aún es embrionaria y cada banda es distinta. Hay de todo, algunas no se mojan; nosotros sí. Este disco es un reflejo de lo pasa: decimos que si no te rebelas nadie te regalará tus libertades. Ahora vemos que los derechos que parecían intocables nos los pueden arrebatar. No es que sea importante, sino necesario, tomar conciencia y luchar.

-El videoclip de Revoltosa muestra antidisturbios pegando a manifestantes. Y eso fue antes del 25-N.

-Sí, se grabó en septiembre. No queríamos ser oportunistas, pero así han ido las cosas. Es un videoclip de denuncia con humor porque estamos inmunizados ante las imágenes de dolor, ya no nos afectan, y para poner el dedo en la llaga. Luego, lo que ha pasado con Ester Quintana no puede quedarse así. ¿Dimisión? No creo que Felip Puig se lo plantee.

-Cuanto peor vayan las cosas, ¿mejor para Bongo Botrako?

-No (ríe). No hablamos solo de injusticias; también de amor, que no puede faltar. Si no estaríamos mal de la cabeza. Hay que ser felices. Y queremos incomodar, pero con espíritu positivo. No queremos anclarnos en el no. Este es un disco de soluciones.

-¿Como la loa de la vida sencilla de We want less?

-Sí, es una denuncia del consumismo. Tenemos muy interiorizado que cuanto más mejor, y que si alguien dice lo contrario está loco.

-Sabe que si triunfa y gana dinero, esto se le puede girar en contra.

-Sí, soy consciente. Podría haber hecho un disco más cómodo, mojarme menos, pero no me apetecía.

-Grupos como Che Sudaka o La Pegatina frecuentan los circuitos internacionales. ¿La marca del mestizaje barcelonés sigue vendiendo?

-Sí, Barcelona suena. Nosotros ya llevamos dos o tres años yendo a Francia, y ahora iremos a Italia, Bélgica y Holanda. Pero tenemos claro que no puedes vivir de una etiqueta. Cada uno tiene que ganarse lo suyo.

0 Comentarios
cargando