ADIÓS AL AUTOR DE 'PA NEGRE'

Familia, amigos, exalumnos y el mundo de la cultura despiden a Emili Teixidor en la capilla ardiente

El funeral será mañana por la tarde en Roda de Ter, el pueblo natal del autor de 'Pa negre'

La capilla ardiente de Emili Teixidor, este miércoles.

La capilla ardiente de Emili Teixidor, este miércoles. / JULIO CARBÓ

4
Se lee en minutos
ERNEST ALÓS / Barcelona

Familiares, amigos, exalumnos y gente del mundo de la cultura despiden esta tarde al escritor Emili Teixidor en la capilla ardiente instalada en el torreón que corona la Escola Betània-Patmos de Barcelona, donde sus restos mortales reposarán cubiertos con unasenyera y con rosas rojas hasta las nueve de la noche de hoy y, mañana, de 10 a 14 horas.

La elección de la Escola Patmos no podía ser más acertada ya que Teixidor la fundó en 1959 y en 1975 se fusionó con la Betània. Según la sobrina del escritor, la Generalitat había ofrecido a la familia la posibilidad de que la capilla ardiente se instalara en un espacio institucional pero que conocedores de que al autor no le gustaban demasiado los actos oficiales han interpretado como su última voluntad que fuera en la escuela que ayudó a crear.

El funeral tendrá lugar mañana a las cuatro de la tarde en la iglesia parroquial de Roda de Ter, localidad natal del escritor. Las dos primera coronas que han llegado a la capilla ardiente son las enviadas por el cantautor Lluís Llach.

El hermano del autor, su cuñada y una sobrina figuran entre los familiares que hoy arropan a Teixidor, para el que hacia las ocho de esta tarde está previsto que el músico Manu Guix ofrezca una audición con un piano frente al torreón de la escuela, donde se han instalado unos plafones con fotografías del paso del autor por el centro.

Entre los que se han acercado a dar el último adiós al autor dePa negre, fallecido ayer a los 78 años, estaban, entre otros, el pintor Frederic Amat, el director del Lliure, Lluís Pasqual, la viuda y el hijo del cocinero Santi Santamaría y el periodista Josep Maria Puyal. Este último recordó que Teixidor formó parte del primer equipo de guionistas de TV-3, que dirigía Jaume Cabré. El flamante Català de l'Any destacó también su "espíritu didáctico, que destilaba incluso en sus guiones televisivos" y en sus recordadas recomendaciones de libros en Catalunya Ràdio. "Tenía la sensación de que no decía nada en lo que no creyese porque tenía una oralidad que no se veía nada forzada y una expresión muy creíble", ha comentado Puyal.

También su editora de Grup 62, Ester Pujol, ha tenido un emocionado recuerdo, destacando el "vacío que deja en las letras catalanas". "Era uno de los grandes y por suerte nos queda su obra. Invito a todo el mundo a que la lea", ha declarado. "Fue un maestro y el hecho de que estemos aquí despidiéndolo lo demuestra. Lo fue en el ámbito práctico de la divulgación de la lectura y en el magisterio de la literatura. Fue un honor publicarlo y es un lujo poder leerlo", ha opinado Pujol, que ha revelado que Teixidor se encontraba escribiendo un nueva novela sin querer avanzar detalles ni de la temática ni sobre si se llegará a publicar. Según la editora, "una de las manías de Teixidor era dejar constancia de un determinado momento, el de la posguerra, y lo hizo de una manera "que a veces ayuda más que muchos libros de historia".

Por su parte, Xavier Salvat, uno de los primeros siete alumnos que tuvo la Escola Patmos en sus inicios, explicó que para él Teixidor fue "un referente, un mentor" y "un maestro en el sentido más amplio y completo de la palabra, alguien que no solo enseñaba, sino que estimulaba a tener curiosidad por todo" y que fue el responsable de que él se aficionara a la lectura. Salvat, de la famosa familia de editores, también ha explicado una anécdota del autor deL'ocell de foc. Comentó que solían comer juntos una vez al mes y que al acabar siempre se iba a casa con una lista de libros que, según Teixidor, debía leer. Ha contado también que cuando daba clases, a los niños de siete años cada día les leía en voz alta un capítulo de Salgari o de Stevenson dejando para el día siguiente la incógnita de lo que podía pasar después.

Noticias relacionadas

Otro exalumno, Santi Ruiz, recordó que era un profesor "original" y capaz "de escribir con una tiza de espaldas a la pizarra mientras ofrecía un discurso seductor".

Por su parte, elpresident de la Generalitat, Artur Mas, dedicó unas palabras desde Boston al fallecido escritor catalán, según informa Idoya Noain: "Se va uno de los grandes y uno de los mejores, las dos cosas. Un hombre de mirada y visión crítica y dulce en el trato, en la relación humana. Se va un gran escritor, un gran novelista, un apóstol de la lectura, que ha infundado las ganas de leer a muchas generaciones.Y se va un gran pedagogo y un gran maestro, un promotor de la enseñanza. Si a todo eso sumamos el compromiso con el país, con la lengua y la identidad catalana efectivamente se va uno de los grandes y uno de los mejores".