Ir a contenido

Urban Lights

Componer para ayudar, la filosofía de Urban Lights

El grupo de música no busca enriquecerse, sino ayudar a la gente con sus canciones

BERTA ARANDES / Barcelona

El primer single de Urban Lights, Wooden House.

Camiseta, tejanos y bambas. Informales, naturales, humildes, urbanos. Así son los Urban Lights, el nuevo fenómeno musical (indie-pop) que empieza a hacerse un hueco con un público de entre 14 y 16 años. Los cuatro componentes del grupo siempre han vivido en grandes ciudades, con muchas luces, con mucho movimiento. Además, dos de ellos, los hermanos Tauchert han residido una temporada en Tokio, y lo que más les llamó la atención fueron la cantidad de luces que cubrían la ciudad. Por este motivo, su grupo se llama Urban Lights. Es su estilo de vida y una manera de "guiar e iluminar el día a nuestra gente con nuestras canciones", afirma Ramón.

Gregory Tauchert (voz), Borja Estengre (guitarra), Ramón Mañas (batería) y Álvaro Tauchert (piano) empezaron a tocar en el bar Dublín de Barcelona. Los dos hermanos conocieron a Borja en este bar, donde surgió la idea de formar el grupo. A Ramón lo ficharon de la Pompeu Fabra (iba a la misma clase que Álvaro). En esta universidad se produjo el primer concierto de Urban Lights y en este recinto obtuvieron el primer premio del Concurso de Bandas que organiza cada año la universidad para dar a conocer a nuevos fenómenos musicales. Ramón cuenta que “esto nos abrió las puertas y la posibilidad de tomarnos la música más en serio, ya que el premio era distribuir nuestro primer single Wooden House en iTunes”.

Conciertos benéficos

Lo que llama la atención de Urban Lights es que han actuado en sitios tan dispares como la Pompeu Fabra, los bares Dublín de Barcelona y el Berlín de Sant Cugat, en Central Park de Pedralbes, en la sala Razzmatazz, la Sala Bikini, en el colegio La Salle Bonanova, el parque de la Ciutadella de Barcelona, la Carpa San Cugat y en unos días en la sala Luz de Gas. Lo que tienen en común es que los conciertos los han ofrecido con fines benéficos para ayudar a los niños de Etiopía, la India, para la lucha contra el cáncer infantil... Es decir, no buscan enriquecerse con los conciertos, sino utilizar su música para ayudar a la gente. "Si fuera por nosotros lo haríamos todo gratis", asegura Urban Lights. No es habitual ver a un grupo de música, que tiene un largo recorrido en este mundillo, tocar de manera altruista para ayudar a otras personas.

Todo lo que hacen y tocan está producido por ellos mismos. Esto supone doble esfuerzo, pero obtienen una doble satisfacción, doble recompensa. "Que haya gente que le guste nuestra música, que se sepa las canciones y esté motivada con lo que cantamos, no tiene precio", afirma Borja. Y es que un concierto de Urban Lights es pura energía, la pasión que transmiten las fans provoca que el grupo se crezca encima del escenario. Las redes sociales son su principal medio de comunicación y de contacto con sus seguidores. Para el grupo, "es muy importante interactuar con la gente, que haya feedback porque realmente el público es quien da sentido a nuestro trabajo. Queremos estar al día en las redes sociales porque es nuestro medio de promoción y de toma de contacto con la gente", recuerdan Borja y Ramón.

El sueño del Primavera Sound

La marca Smint los eligió entre un centenar de grupos de música de todo el país para participar en el Primavera Sound. Un jurado tenía que elegir a un solo grupo de entre los seis que habían sido seleccionados. Finalmente, no ganaron la final porque su estilo de música no liga con el tipo de público de este festival de música. De todos modos, son jóvenes, ambiciosos, con talento y, sobre todo, tienen muchas ganas e ilusión. Su primer disco, Escapist, ha sido todo un éxito y sus fans, necesitadas de la música de Urban Lights, podrán disfrutar, próximamente, de su segundo disco. De este nuevo proyecto Álvaro revela que "será más cañero, más electrónico. El primer CD ha sido un poco de prueba, las canciones no tienen relación entre si porque lo hemos hecho tal y como iban surgiendo las cosas. Esta será nuestra prueba de fuego". Próxima parada: una gira por España.