EL SAN MIGUEL PRIMAVERA SOUND

Grimes, el pop escurridizo

La artista canadiense retorció su insólito repertorio

Grimes se tira el contenido de un botellín de agua por encima.

Grimes se tira el contenido de un botellín de agua por encima. / MARTA PÉREZ (EFE)

Se lee en minutos

JUAN MANUEL FREIRE / Barcelona

La canadienseClaire Boucher,alias Grimes, ha llamado la atención este año con un nuevo disco en el que perfila mejor que nunca su particular y ecléctica idea del pop del siglo XXI: una mezcolanza de melodías ensoñadoras a loCocteau Twins, sexualidad R&B y ritmos techno y electro, entre otros mil ingredientes.Visions,que así se llama la criatura, es un disco casi inasible, cuyos sonidos se entrecruzan y alían de forma difícil de discernir.

Noticias relacionadas

No es pop ni rock al uso, sino más bien una especie de laboratorio sónico; y por eso no cabía esperar de la actuación deGrimesnada dentro de lo común. Ataviada como una minidiva delj-pop,empezó elshowdel jueves tirándose unabotella de agua por encima. Y no sabemos si algo de esa agua llegó a su equipo, porque lo que continuó tuvo un cierto componente decaos. Un caos a veces disfrutable y voluntario, que llevó unrepertorioya de por síretorcido(radicalNightmusic) a niveles inéditos de abstracción.

Por desgracia, una parte del caos parecía involuntario: la artista dio algunos gritos artísticos (en sintonía con laBjörkmás punk) pero otros de simple, llana frustración por cosas que parecían no ir bien. Habrá quien ya la tache de su lista. Otros tendemos a pensar que hay Grimes para rato.