Ir a contenido

FESTIVAL DE VERANO

Dylan, en Cap Roig

El cantante abrirá el festival el próximo 14 de julio

NÚRIA MARTORELL
BARCELONA

Bob Dylan, la esquiva e indiscutible leyenda del folk-rock norteamericana, volverá a abrir el Festival de Cap Roig, tal y como sucedió en el año 2006. El genio de Minnesota actuará en Calella de Palafrugell el próximo 14 de julio, un día después de participar en el Festival Internacional de Benicàssim, muestra que ya le anunció hace meses como claro cabeza de cartel para sorpresa de muchos, dado el perfil de los segidores del FIB. La última vez que Dylan pisó España fue en el 2010 para presentar su último disco de estudio, Together through life. Y ofició dos únicos bolos: Vitoria, el 26 de junio, y dos días antes, el día 24, Barcelona. Concretamente en el Poble Espanyol, donde ya había cantado en el 2004, 1999 y 1992.

Dylan se encuentra estos días en Latinoamérica, donde inició su periplo por estas latitudes el pasado 14 de abril en Río de Janeiro (Brasil), en el Citibank Hall. Como hace tres décadas, sigue bautizando su gira The never ending tour. Y el kilómetro cero de su tramo europeo será en Tombridge (Kent, Gran Bretaña), el próximo 30 de junio, también como invitado de un festival, el Hop Farm Music. En España tiene prevista una tercera actuación, en Bilbao, si bien todavía se desconoce exactamente la fecha.

EL REPERTORIO / Dylan sigue contando con el guitarrista Charlie Sexton como fiel escudero, a quien recuperó en el 2009 reemplazando a Denny Freeman. Con él ya había trabajado desde 1992 al 2002. Y con él sigue compartiendo complicidades y compases, como cuando en este tour interpretan sin el resto de la banda la sentida pieza Simple twist of fate, 40 años después de su publicación en el álbum Blood on the tracks. Una emotiva canción que recoge la rabia y el dolor que le provocó su ruptura matrimonial después de ocho años.

El repertorio del prolífico compositor, que el 24 de mayo cumplirá 71 años, está incluyendo títulos como It ain´t me, babe, una aclamada versión de Tangled up in blue, que remata con solos de su armónica, así como Things have changed, The levee´s gonna break, Together, Through Life y Desolation Row, en una versión mejorada de la que grabó en el MTV Unplugged en 1994.

Tampoco faltan piezas como Highway 61 y Ballad of a thin man. Y para remate final de la actuación (sin bises) acostumbra a rescatar hits como Like a Rolling Stone y All along the watchtower.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.