UN SUPLEMENTO DE LA MANO DE LAS LIBRERÍAS

El día del libro... y de los libreros

Una imagen del día de Sant Jordi delaño pasado.

Una imagen del día de Sant Jordi delaño pasado.

1
Se lee en minutos
Ernest Alós

Sant Jordi es una fiesta para los lectores, para las escuelas, para las parejas... y es también una fiesta, pero mucho más que eso, para escritores, editores y libreros. Es una fecha que ayuda a cuadrar los números del año en circunstancias normales, pero que en las actuales se espera como un balón de oxígeno imprescindible, en muchos casos, para la simple supervivencia durante el 2012.

El año pasado, un Sant Jordi en plena Semana Santa acabó siendo unadiadadesangelada. Este año parecía el ideal para resarcirse. Pero con un pesimismo que ennegrece el horizonte, todo el país controlando su consumo al céntimo y la edición digital erosionando por primera vez el libro de papel, la inquietud se ha instalado. Y en esta situación el de los libreros es un eslabón tan frágil como imprescindible para seguir transmitiendo el amor por la lectura, para hacer que todos los libros (no solo unos cuantos) pasen ante la mirada de los lectores, en toda su diversidad. Por ese motivo, el suplemento de Sant Jordi de este año va del brazo con ellos. Con 151 recomendaciones y la iniciativa de descubrir 16 primeros capítulos con la utilización de códigos QR, en estas páginas el papel de prescriptores lo ejercen 20 libreros, cada uno de los cuales aconseja un libro, como lo hacen con sus clientes cada vez que les abren sus puertas (o sus tiendason line). En estas fechas, y en todo el año.