ideas

Libros ni-ni

1
Se lee en minutos
JAUME SUBIRANA

Hay tres visitas básicas que deberían formar parte de los cursos para ser escritor: al depósito de una gran biblioteca, al almacén de un distribuidor y al mercado barcelonés de Sant Antoni un domingo por la mañana. Como escribióJorge Manrique,«allí van los señoríos derechos a se acabar e consumir»: allí duermen gran parte de los egos para nada y mucho orgullo literario justificado, las glorias e ilusiones de tantos libros «imprescindibles», «inolvidables» y «apasionantes».

Noticias relacionadas

El menú de Sant Jordi viene relleno de libros que se dan codazos para estar en el centro de la mesa de novedades, y las páginas y minutos de diarios y noticiarios están llenos de promesas de títulos siempre nuevos y diferentes, pero tanto ruido y colorido ante la gran cita del año editorial empieza a empachar... ¿Qué se puede hacer? Un servidor propone ese día un modesto cambio de dieta. En lugar delfast-food, elslow-food; en lugar delbest-seller, ellong-seller. Es tan fácil como, el próximo lunes (o mejor aún unos días antes), al entrar en una librería (o en el portal donde compréis libros), en lugar de pararos en el primer mostrador, o la primera pantalla, id a las estanterías del fondo, dejad que vuestro índice resbale por los lomos, buscad nombres que no os suenen o títulos pendientes desde hace tiempo. Se trata simplemente de optar por los libros ni-ni: títulos que ni ha escrito un famoso ni son novedades.

¿Que lo véis difícil? No lo es. Os recomiendo cuatro que veo ahora solo levantando los ojos en el estante... Si os gusta viajar,La marca de l'aigua, deJoseph Brodsky.Si os hacen gracia los libros de aprendizaje,La vella escola, deTobias Wolff.Si os interesa la filosofía,Saviesa grega arcaicaoEl pensament presocràtic. Fragments i testimonis (dos títulos primos hermanos, editados en catalán por Adesiara y Ela geminada). Todos son ni-ni: ni nuevos ni de famoso. Cuestan más de ver, pero acaban recorriendo mucho más camino.