Ir a contenido

EN EL 'DOMINICAL'

La Cubana se va de boda-vodevil

La revista también entrevista al director Rodrigo Cortés, Martin Scorsese y el ex Oasis Noel Gallagher y visita al chef Eneko Atxa

El grupo teatral presenta su espectáculo Campanadas de boda. / RICARD FADRIQUE

La compañía de teatro de La Cubana regresa al Tívoli el 2 de marzo con Campanades de bodaDe boda-vodevil. Eso quiere decir que antes del “sí, quiero” hay que esperar situaciones surrealistas, diálogos afilados y parodias. “Siempre hemos demostrado que detrás de la vida cotidiana hay teatro. Es marca de la casa”, resume su director, Jordi Millán, en Dominical.

Director y actores se visten de largo antes del estreno para la revista de EL PERIÓDICO en su cuartel general: una nave de 4.500 metros cuadrados en Bellvitge (L'Hospitalet de Llobregat, Barcelona) donde se almacena toda la historia de la compañía: Dels vicis capitals; Cómeme el coco, negro; Cegada de amor; Mamá, quiero ser famoso; Una noche de ópera... 

Dominical
, además, entrevista al director Rodrigo Cortés, “el niño mimado de Sundance”, le llaman desde que dirigió Buried. Ahora dirige a Robert de Niro y a Sigourney Weaver en Luces rojas, un thriller con fondo paranormal.

La revista también habla con Martin Scorsese, que aspira el domingo a 11 oscars, y con el ex Oasis Noel Gallagher , que presenta su segundo disco. Además, visita a uno de los chefs más creativos del mundo, Eneko Atxa, que acaba de renovar el Azurmendi.

Temas: La Cubana Teatro