Ir a contenido

UNA EXPOSICIÓN Y DOS SEDES

Los grandes de la fotografía

La Suñol y Foto Colectania acogen la colección de Martin Z. Margulies

NATÀLIA FARRÉ
BARCELONA

Martin Z. Margulies, con un fondo de 2.500 instantáneas, tiene una de las 25 mejores colecciones de fotografía del mundo (además de una gran colección de pintura y escultura contemporáneas). Y tiene también un gran sentido de la generosidad. Cada vez que decide desprenderse de una de las piezas de su colección, el dinero que obtiene no lo dedica a la compra de una nueva obra que complete sus fondos, sino que lo dona al centro de acogida de madres sin hogar que gestiona su esposa, Constance. La anécdota la cuenta Mario Rotllant, presidente de Foto Colectania, e ilustra tanto el humanismo de Margulies como la visión humanista que recorre su colección. Y explica, además, el empeño de Rotllant en organizar La morada del hombre, la exposición con piezas de Margulies que, desde el jueves y hasta el 16 de junio, puede disfrutarse en Foto Colectania y en la Fundació Suñol.

Dos sedes para acoger 165 fotografías firmadas por los grandes de la disciplina: Walker Evans, Dorothea Lange, Lee Friedlander, Ed Ruscha, Stephen Shore, William Eggleston, Helen Levitt, Andreas Gursky,  Roni Horn y así hasta llegar a los 50 artistas de renombre internacional. Y que exploran la cuestión de cómo el hombre habita en el mundo, interactúa con él, lo modifica y deja su huella. «Se trata de una colección muy amplia y hacer una selección era algo muy difícil, por eso decidí tomar como punto de partida la idea  que recorre toda la colección: cómo la gente está en el mundo», explica Régis Durand, el comisario de la muestra. A partir de aquí hizo la selección para luego darse cuenta de que casualmente hay tres elementos que se repiten en muchas de las piezas escogidas: lámparas, pantallas de televisión y máscaras. «Es muy interesante, demuestra que las fotos tienen vida propia», apunta.

¿Y cómo está el hombre en el mundo a tenor de lo expuesto? Por un lado habita y por tanto construye. Aquí lo importante son los lugares: los solares vacíos de Ed Ruscha, las ciudades ruinosas de Jeff Brouws y las fotografías, casi inéditas, de las maquetas que realizaron los arquitectos de la escuela Vkhutemas, homóloga rusa de la Bauhaus. Y por otro lado el hombre se relaciona con otros seres humanos: en el trabajo, en la vida familiar y en el ocio. En este apartado lucen desde las imágenes de niños en las calles del Nueva York de Helen Levitt, a los retratos costumbristas de Walker Evans (la colección Margulies tiene 50 copias de época del autor norteamericano), pasando por los interiores vacíos de los hoteles que fotografió Lee Friedlander en los años 60. Hasta aquí, lo expuesto en Foto Colectania.

GRAN FORMATO / En la Fundació Suñol el tema es la mutabilidad, la inestabilidad: todo está sujeto al cambio. Y aquí reinan las fotografías de gran formato de fenómenos naturales, la mejor metáfora de los cambios, de Roni Horn, Olafur Eliasson y Andreas Gursky, entre otros.

0 Comentarios
cargando