Ir a contenido

feria en madrid

Arco muestra el empuje del arte contemporáneo

El artista Eugenio Merino 'conserva' a Franco en una nevera

OLGA PEREDA
MADRID

Bajo la premisa de que el arte contemporáneo «es un derecho y uno un lujo», en palabras del director de Arco, Carlos Urroz, hoy abre sus puertas en Madrid la feria, que será oficialmente inaugurada mañana por los príncipes de Asturias. Esta edición reunirá a más de 200 galerías de 29 países. En total, más de 3.000 artistas mostrarán sus piezas en una muestra en la que los Países Bajos son el territorio invitado.

Uno de los artistas que estará presente en los pabellones del parque ferial madrileño es Eugenio Merino, que ha atraído todas las miradas en las últimas ediciones de Arco de la mano, por ejemplo, de un Fidel Castro zombi, así como por juntar a un rabino, un musulmán y un sacerdoto orando unos encima de otros en la obra Stairway to heaven. El año pasado, Merino no estuvo tan gamberro, pero en esta edición, vuelve al ataque con Always Franco, una escultura del dictador metido dentro de una máquina de refrescos y cuyo valor asciende a 35.000 euros. «Franco es un tema del que se habla constantemente y no tratarlo es una forma de eludir algo importante para un artista. Yo trabajo con ideas, con la espectacularidad. Creo que esta obra no hiere la sensibilidad de nadie», aseguró ayer a Efe el artista, que ha utilizado materiales como la silicona, el poliéster y la fibra de vidrio.

El creador madrileño, que llama la atención por el realismo de sus obras, expondrá su singular pieza dentro del espacio de la galería barcelonesa ADN, cuyo artista destacado en Arco será Adrian Melis. Una de las novedades de esta edición, precisamente, es que cada galería tiene un artista destacado. En el caso de Elvira González, por ejemplo, el creador escogido es Robert Mapplethorpe, fotógrafo que vivió entregado de forma incondicional al arte de la mano de su amiga y compañera de vida Patti Smith.

LA PRESENCIA DE TÀPIES / El artista destacado de la galería Marlborough, mientras, será Manolo Valdés. La galería, en cualquier caso, exhibirá una de las estrellas de esta edición de la feria de arte contemporáneo, la obra Study from the human body. Figure in Movement, de Francis Bacon, cuyo valor de mercado alcanza los 11,4 millones de euros.

Como no podía ser de otra manera, Arco será de nuevo una excusa para hablar del genio de Antoni Tàpies. «Era un artista muy presente y no ha necesitado morirse para seguir estándolo. Él está vivo en su obra y en nuestra cabeza», aseguró ayer la veterana galerista Soledad Lorenzo.

Temas: ARCO

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.