el proyecto se reduce y se traslada a fabra i coats

El Canòdrom pierde el centro de arte contemporáneo

El Macba gana espacio y competencias y el MNAC tendrá todo el siglo XX

Protesta de colectivos artísticos en el antiguo Canódromo del barrio del Congrès, el pasado lunes.

Protesta de colectivos artísticos en el antiguo Canódromo del barrio del Congrès, el pasado lunes. / CARLOS MONTAÑÉS

1
Se lee en minutos
ERNEST ALÓS
BARCELONA

Ganan el Macba y el MNAC, pierde el nonato proyecto de Centre d'Art Contemporani de Barcelona que debía instalarse en el Canòdrom. La Conselleria de Cultura y el Institut de Cultura de Barcelona (Icub) resolvieron ayer, en la comisión delegada del Macba, el embrollo que dejó en el mapa de los centros de arte contemporáneo la anterior Administración. El Macba ganará competencias y, en el futuro, espacios, el MNAC ve confirmado oficialmente que expondrá toda la historia del arte catalán y el ex-Canòdromo será un centro de arte local sin dirección propia, en el complejo de Fabra i Coats de Sant Andreu y con una pequeña fracción de los recursos previstos en días de más euforia presupuestaria.

Noticias relacionadas

AMPLIACIÓN / Para empezar, con elconsellerFerran Mascarell y el teniente de alcalde Jaume Ciurana al mando, la comisión delegada del Macba aprobó varias medidas para reactivar el centro y situarlo en la cabeza del sistema del arte contemporáneo: una futura ampliación para poder exponer su colección permanente en la capilla en desuso de la calle Montalegre, ampliar las actividades públicas y educativas en las instalaciones ocupadas hoy por el FAD si este se traslada al DHUB de Las Glòries, colaborar con el vecino CCCB y con el resto de instituciones culturales públicas y coordinar con el Icub las actividades de la Virreina, la Capella de la calle Hospital y el futuro Centre d'Art Contemporani.

Este ya no tendrá director (el futuro del actual, Moritz Küng, está pendiente de negociación), será gestionado por el Icub, abrirá en julio con 350 m2 tras invertir 85.000 euros (en lugar de los 1,6 millones previstos) y se conformará con la parte que le toque del millón de euros que la Generalitat destina a toda la red des centros de arte contemporáneo, en lugar de los 1,8 millones anuales previstos. La reordenación del mapa artístico tendrá otras piezas: Santa Mònica será un centro de debates sobre cultura y sociedad de la conselleria, el MNAC expondrá cronológicamente la historia del arte catalán hasta nuestros días y el Macba tendrá un enfoque interdisciplinario e internacional, compartiendo ambos museos lo que será una única colección de arte público, además de las políticas de adquisición y de difusión del arte y de la fotografía.