ECC EDICIONES, NUEVO HOGAR de LOS HÉROES

Mudanza y reformas en la 'Batcueva'

Una nueva editorial empezará en enero a publicar los cómics de DC

3
Se lee en minutos
Joel Mercè
Joel Mercè

Periodista

ver +

No solo son héroes del cómic. Muchas de las creaciones de la editorial estadounidense DC son iconos que puede reconocer cualquier persona, sea o no aficionada a los tebeos. ¿Quién no conoce a Batman? ¿O a Superman? Ellos dos y otros muchos personajes tendrán un nuevo hogar dentro de unas semanas. Una editorial de nueva creación, ECC Ediciones, será la encargada a partir de enero de la edición en castellano de las series de DC para España y Suramérica.

La editorial es nueva, pero sus propietarios conocen el negocio. Empezaron vendiendo cómics en Cosmic, una librería situada cerca de la Sagrada Família. Después, abrieron la web Planetacomic: ahora mismo, y según las cifras que manejan sus responsables, solo la poderosa Fnac gana más con los tebeos en España que ellos. Y, finalmente, crearon El catálogo del cómic, una empresa de servicios editoriales e informáticos que ha trabajado para muchas empresas, entre ellas la encargada de editar las colecciones de DC desde el 2005, Planeta.

Beni Vázquez, gerente de ECC Ediciones, afirma que no conoce los motivos que han llevado a DC a cambiar de socio en España. Expone que no ha habido ningún conflicto con Planeta y que, a día de hoy, ambas empresas siguen colaborando y pueden seguir haciéndolo en el futuro. «DC nos hizo saber que no iba a renovar los derechos con Planeta y que estaban buscando alternativas. Presentamos una oferta, y sabemos que hablaron con otras empresas, pero al cabo de poco tiempo aceptaron nuestra propuesta». De hecho, el proyecto de crear una editorial ya existía. Pensaban publicar un par de cómics este mismo año, pero se les presentó la oportunidad de editar DC y la aprovecharon.

¿Por qué DC elige a una editorial pequeña, que aún no ha editado nada? Vázquez apunta que ya habían trabajado para la editorial norteamericana, tanto de forma directa como a través de Planeta. Y que presentaron un proyecto que tenía como punto fuerte precisamente lo que busca DC fuera de EEUU: que sus marcas tengan visibilidad. «DC ya no hace solo cómics: crea conceptos que se exportan a televisión, al cine, a videojuegos... Para hacer grandes campañas de márketing, ya están ellos. A nivel internacional, lo que necesitan son editores que apuesten por buscar la manera de llegar al mayor número de lectores, que sus personajes y sus series tengan la mayor visibilidad posible», explica Vázquez. En Francia y en Italia ha sucedido prácticamente lo mismo que en España: DC ha roto los acuerdos con grandes editoriales y ha buscado sellos pequeños que den la máxima prioridad a sus personajes.

Noticias relacionadas

EL PROYECTO EDITORIAL / Los primeros meses de ECC Ediciones se dedicarán a completar las colecciones que Planeta tenía en marcha para no dejar colgados a los lectores. Pero en enero también aparecerá el primer número de Flashpoint, una historia que supone el final de las colecciones tradicionales de DC y que en EEUU dio el pistoletazo de salida a 52 nuevas series. Beni Vázquez explica que no se va a editar todo. La labor de ECC es seleccionar qué tiene cabida en el mercado español, pero es optimista respecto a un nuevo material que está vendiendo bien en Estados Unidos. «De momento, tenemos casi 30 cabeceras que sabemos cómo, cuándo y en qué formato van a salir. Pero no queremos saturar el mercado, así que buscaremos una cierta rotación para personajes que no soporten una comercialización regular». Los pesos pesados, como Batman, Superman y Green Lantern tienen asegurada su presencia en el mercado. Y también la tienen personajes menos conocidos, como Aquaman y Animal Man.

FORMATOS POPULARES / Todos se editarán de forma que puedan atraer al máximo número de lectores, aunque desde ECC aclaran que, pese a que habrá proyectos para quiosco, se centrarán en las librerías, y que los formatos populares no pasan exclusivamente por los tradicionales tebeos en grapa. «Para nosotros, 48 páginas es lo mínimo que sale rentable, con alguna excepción. Tenemos que encontrar el equilibrio que nos permita tener un precio proporcional a la grapa pero con más páginas, en formato de pequeño tomo», matiza Vázquez. Y, aunque aún no han visto la luz sus primeros cómics en papel, tienen claro el futuro: DC les ha comunicado que dispondrán de los derechos para la versión española de los cómics digitales.