interioridades del ESTRENO CINEMATOGRÁFICO DEL AÑO

Bruselas-Madrid-Barcelona

Crónica del nacimiento de un nuevo Tintín, más Spielberg que Hergé

Una imagen de ’Las aventuras de Tintín: el secreto del Unicornio’, con el famoso periodista del tupé y su inseparable perro Milú.

Una imagen de ’Las aventuras de Tintín: el secreto del Unicornio’, con el famoso periodista del tupé y su inseparable perro Milú. /

3
Se lee en minutos
JORDI TARDÀ

«Jamás estoy contento», dice con una amplia sonrisa en los labios Nick Rodwell, el todopoderoso presidente de la editorial Moulinsart, en el vestíbulo del Museo Hergé en Louvain La Neuve, horas antes de lapremière mundial deLas aventuras de Tintín: el secreto del Unicornioen Bruselas, y de la cual es uno de los productores ejecutivos. «¿Quieres hablar de ello, Nick?». «No. Ya sabes que hace dos años que no hablo con la prensa. Desde que lo hago todo va mejor». «Y porqué no hablas con la prensa, Nick?». «Porque detesto a la prensa». Y lo dice tranquilo y a pocos metros de periodistas asiáticos que han venido para el estreno, y a los que su fiel Sophie Tchang trata con suma exquisitez, a la vez que muestra cómo será la próxima exposición temporal del museo, centrada en el álbumLa oreja rotay que reproduce con exactitud el apartamento de Tintín antes de mudarse al Castillo de Moulinsart.

Quien casi se mudó hace unos años, pero a Los Ángeles, fue el propio Nick Rodwell. Su objetivo: concertar una entrevista con Steven Spielberg y reanudar las negociaciones de los derechos, ya prescritos, de Tintín para el cine. Spielberg no pudo reunirse en el año 1983 con Hergé por el estado de salud y posterior fallecimiento del padre de Tintín, pero sí que habló con su viuda, Fanny Vlaminck, ahora Fanny Rodwell, esposa de Nick, quién le reiteró al cineasta el mensaje: «Mi esposo dejó muy claro que si alguien podía llevar Tintín al cine era usted».

Rodwell esperó pacientemente, a veces incluso durante dos días, en la sala de espera de las oficinas a que Spielberg le recibiera, hasta que consiguió, con mérito, reanudar las negociaciones. En el camino hasta el estreno se sucedieron anécdotas curiosas. En uno de los pases previos a la producción, Fanny Rodwell comentó: «El Capitán Haddock tiene la dentadura en mejor estado, más blanca. Como puede verse, por ejemplo, cuando se limpia los dientes en El asunto Tornasolantes de que le estalle el espejo en las narices». Le dijeron que «el Capitán Haddock es una persona mayor, que fuma en pipa [curiosamente Haddock no fuma en ninguna escena de la película] y que es alcohólico. La dentadura se va a quedar así».

Steven Moffat, uno de los tres guionistas de la película -y que seguramente a causa de este incidente ya no será contratado en la segunda parte de la saga-, se inventó un jefe de redacción implacable y, además, una periodista rival y a la vez novia de Tintín. «Vale lo de la dentadura. Pero ponerle jefe y novia a Tintín... Por aquí no pasamos». Y afortunadamente así ha sido.

DOBLADA AL CATALÁN/ Para laspremièresde Bruselas y, el pasado miércoles en Madrid, se proyectó la versión original en inglés subtitulada. A Madrid acudió Jamie Bell. El actor reconvertido en Tintín declaró ante un cine Callao abarrotado: «La película es para jóvenes de 7 a 77 años», copiando el célebre eslogan del propio Hergé. La presentadora del acto ni se enteró.

A la mañana siguiente, el Cinesa Diagonal de Barcelona estrenó la versión doblada al catalán. El consellerde Cultura, Ferran Mascarell, estaba satisfecho: «Ha sido el único preestreno doblado». También mostraron su agrado el cinesta Manuel Huerga («la utilización del 3D es mejor incluso que enAvatar.A Haddock le tienen que dar el Oscar») y el director teatral y actor Josep Maria Pou, aunque matizó: «A mí me hubiera gustado aún más con actores reales. Ver a Daniel Craig haciendo de Sakharine o a Jamie Bell haciendo de Tintín. No en motion capture».

TINTÍN EN HOLLYWOOD/ Aunque no lo hayan dicho, les confirmo que el presupuesto es de 320 millones de dólares: 160 de producción más 160 de márketing. Es, va a ser cuando se estrene en Navidad en América, la pelicula del año, pero también sepan que ha nacido un nuevo Tintín, es un nuevo Tintín. No el de la línea clara. Es más Spielberg que Hergé. Más americana que belga; y como ejemplo vean que la mayoría de los rótulos de calle o periódicos belgas o los pergaminos del Unicornio están en inglés. Es Tintín en

Noticias relacionadas

Hollywood.

¡Cáspita!, como dice Tintín en castellano; o¡rellanties!,como lo dice en catalán.