CINE. PRESENTACIÓN

Spielberg enseña en París cómo es el nuevo Tintín

El director muestra las primeras imágenes del filme basado en el cómic de Hergé

Fotograma de la película ’Tintín, el secreto del unicornio’. A la izquierda, Peter Jackson, con un muñeco de Milú, y Steven Spielberg, ayer, en París.

Fotograma de la película ’Tintín, el secreto del unicornio’. A la izquierda, Peter Jackson, con un muñeco de Milú, y Steven Spielberg, ayer, en París.

2
Se lee en minutos
OLGA PEREDA
PARÍS / ENVIADA ESPECIAL

En los años 80, Steven Spielberg ya apuntaba maneras para convertirse en el Dios del cine comercial (él fue quien inauguró el término de taquillazo veraniego con la película Tiburón), pero no sabía absolutamente nada sobre Tintín. Ojeando un día una crítica de una de las películas de Indiana Jones en un diario francés, el director observó que en la reseña aparecía el nombre del reportero creado por Hergé. «¿Qué es esto de Tintín?», se preguntó el cineasta. Investigó entonces las historietas protagonizadas por el joven periodista del tupé al que siempre acompaña un simpático fox terrier blanco y le parecieron tan apasionantes que mandó a su asistente a comprar todas las colecciones de los cómics.

Estaban en francés y él no lo entendía muy bien, pero desde aquel momento pensó que en esos dibujos y en esas viñetas había, desde luego, una película. Sin dudarlo se puso en contacto telefónico con Hergé. «Si quisiera que alguien llevara al cine Tintín no se me ocurre nadie mejor que usted para hacerlo», le contestó a la sazón el creador belga, víctima hasta aquel momento de adaptaciones en la gran pantalla que no le habían satisfecho en absoluto.

UN ENCUENTRO FRUSTRADO / Hergé falleció poco tiempo después de mantener esa conversación con Spielberg y el encuentro entre el dibujante y el cineasta ya no se pudo celebrar. Sin embargo, Spielberg tenía claro que haría la película. Ayer, ante un grupo de periodistas de todo el mundo, el director con mayor éxito comercial del planeta, contó esta anécdota y presentó Tintín, el secreto del unicornio, que curiosamente se estrenará antes en Europa (a España llega a finales de octubre) que en EEUU, donde el personaje es menos conocido.

El primer reto al que se ha enfrentando el padre de ET al enfrentarse al filme es el tener que «dar vida a un cómic». Lo ha hecho de la mano de otro gigante del cine, como Peter Jackson, y de la tecnología motion capture (la misma utilizada en Avatar, mediante la cual un ordenador atrapa los movimientos y las expresiones de los actores, que aparecen convertidos en personajes animados).

Noticias relacionadas

«EL MENSAJE ES EL PERSONAJE» /«El medio no es el mensaje», aclaró el cineasta estadounidense a la prensa. «El mensaje es el personaje», añadió tras remarcar que, a estas alturas de su carrera, lo que le sigue motivando de ponerse detrás de la cámara es el hecho de «contar historias».

Hacía tiempo que el director norteamericano no ejercía como tal. Pero, al parecer, le ha empezado a entrar de nuevo el gusanillo y, después de Tintín (protagonizada por Jaime Bell (Billy Elliot) y Andy Serkis (El señor de los anillos), llegará War horse. Esta última sí, con actores reales, sin recreaciones, ni simulaciones  por ordenador. «Estoy aquí, no paro. Estoy con todos ustedes. Y lo voy a estar un rato», exclamó después de dejar encima de la mesa la idea de que le asusta repetirse y hacer siempre la misma película. «Por eso, de vez en cuando, tengo que parar y explorar», zanjó.